Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2016

Levántate

En la sabiduría popular hay un dicho que tiene una fuerza espiritual tremenda y reza: al caído caerle. Si bien nos damos cuenta de lo que dice, en vez de ayudar al hermano que se cae, lo que es incitarnos a para que no se vuelva a levantar. Este es el pensamiento que el enemigo tiene acerca de nosotros los cristianos y ¿saben por qué? Porque él sabe cuán poderosos somos cada uno de nosotros en Cristo Jesús y porque desea vernos tal cual él está: caído y derrotado. El mundo nos enseña muchas cosas, hoy quise traer una de ellas a colación, pero no para que imitemos las cosas del mundo, sino para que hagamos tal cual hemos aprendido del Señor Jesús. Hoy cuando me disponía a escribir este devocional, pensaba en compartir un mensaje diferente que está en el evangelio de San Juan, pero en búsqueda de una cita, me tropecé con este verso que me ha ayudado a entender que Dios nunca deja de hablarnos. Dios siempre nos habla y sus pensamientos para con nosotros son siempre de bien (Jeremías 29:…

Fe que mueve montañas

En este mundo que se mueve casi que a una velocidad como la de la luz, por no sonar tan exagerado, la gente anda buscando respuesta a sus problemas en sitios equivocados. Algunos le piden al divino niño, otros a la virgen, otros al santo de su devoción y (respeto sus creencias, más no las comparto). Hay quienes recurren a la brujería, en fin, pero unos pocos buscan a Jesús, y con mucha fe, creyendo que Él sí tiene el poder para hacer sus imposibles posibles. La palabra de hoy se encuentra en Marcos 5:21-43 - RVR1960 La hija de Jairo, y la mujer que tocó el manto de Jesús "Pasando otra vez Jesús en una barca a la otra orilla, se reunió alrededor de Él una gran multitud; y Él estaba junto al mar. Y vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró a sus pies, y le rogaba mucho, diciendo: Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá. Fue, pues, con él; y le seguía una gran multitud, y le apretaban. Pero una…

Preparado Para Toda Buena Obra

La Palabra de Dios afirma que Él nos creó para que fuéramos enteramente preparados para toda obra buena (2 de Timoteo 3:17 - RVR1960), es decir que el hombre siempre ha tenido el propósito de hacer buenas obras en la tierra. No obstante, los afanes y la corriente de este mundo nos desvían del propósito por el cual fuimos creados: servir. Es así como el enemigo nos pone vendas y terminamos por hacer lo malo delante de los ojos del Señor, viviendo una vida que nada le agrada. Quiero que por un momento veamos esta ilustración: al cerdo siempre le gusta la suciedad, sin importar el ambiente en el que se encuentre, él siempre va a querer ir al fango a embadurnarse de él. Y lo puedes limpiar una y otra vez, pero su naturaleza le dictará que debe ensuciarse de lodo, ¿cierto? Esta ilustración es un tanto dura, pero muy real porque así también le pasa al hombre. Nos gusta ensuciarnos de pecado, llevar una vida sin santidad. Nuestra naturaleza pecaminosa y la carne quieren prevalecer sobre todo…