Ir al contenido principal

Entradas

¿Será que Dios sí escucha?

Cuando atravesamos por momentos difíciles y vemos que todo va mal es cuando empezamos a creer que el Señor no está en el asunto y nos preguntamos si realmente escucha nuestras plegarias, oraciones, etc. Es fácil saber que Jehová Dios sí responde cuando todo va bien, cuando hay bendición sobreabundante en tu casa, pero cuando las cosas no van como deseamos cuestionamos a Dios y creemos que Él nos ha dejado o que se ha olvidado de nosotros. Hoy quiero recordarte lo que la Palabra nos enseña respecto a esta pregunta. Vayamos al libro de Job 22:27 DHH, "si le pides algo, Él te escuchará, y tú cumplirás las promesas que le hagas".
¿Qué nos puede enseñar esta pequeña porción de la Palabra en este día? Primero, el que pide recibe. Jamás podremos obtener algo sino lo pedimos. Cuando éramos chicos si queríamos algo de nuestro papás, ¿qué teníamos que hacer? Pedirlo. Mateo 7:8 DHH dice, "porque el que pide, recibe; y el que busca, encuentra". Entonces si existe una necesidad…
Entradas recientes

¿Quién dicen que soy Yo?

Para muchas personas aún no está claro quién es Jesucristo. Aún en nuestros días, muchos piensan que el Señor Jesús fue uno más de los profetas enviados por el Padre Celestial a Su amado pueblo, Israel. Otros piensan que Jesús fue el primer revolucionario que hubo, ignorando las Escrituras y todo lo que tuvo que padecer por nosotros. Hay quienes también creen que el origen del Señor Jesús es incierto y que fue parte de un experimento alienígena, ¿qué tal? Hay una versión aún más alocada y la escribió el español J.J Benitez en su libro Caballo de Troya, el primer tomo. Pero hay un grupo bien especial y es aquel que no reconoce al Señor Jesús como el verdadero Hijo de Dios, lo cual me hace preguntar, ¿qué más pruebas necesitan para validar la existencia del Mesías? Y este grupo es especial, porque, por lo menos, los otros tienen alguna creencia de quién es Jesús, pero este último no tiene ninguna.
Hubo una pregunta súper contundente que el Señor Jesús le hizo a sus discípulos: "Él …

Algo excepcional

¿Qué estarías dispuesto a hacer para conocer a Cristo de verdad? ¿Qué sacrificarías de tu vida para seguirle y darle el honor y el privilegio de llamarte su amigo, su hermano? Si escucháramos los testimonios de varias personas, entonces entenderíamos que muchos de nosotros renunciamos a una gran cantidad de cosas por seguir a Jesús, pero nada de lo que dejemos o sacrifiquemos se podrá comparar con el sacrificio que Él hizo en la cruz por ti. Hay un personaje bíblico del cual me gustaría contarte, porque hizo algo excepcional para conocer al Señor Jesús, su nombre es Zaqueo.
"Jesús entró en Jericó y atravesaba la ciudad. Allí vivía un hombre muy rico llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos. Él quería ver quién era Jesús, pero no podía a causa de la multitud, porque era de baja estatura. Entonces se adelantó y subió a un sicomoro para poder verlo, porque iba a pasar por allí. Al llegar a ese lugar, Jesús miró hacia arriba y le dijo: «Zaqueo, baja pronto, porque hoy tengo que …

Volviendo en sí

Muchas veces tomamos malas decisiones que nos cuestan muchísimo y nos duelen demasiado, porque al tomarlas, somos guiados por razones incorrectas. En la gran mayoría de veces cuando tomamos esas malas decisiones nos separamos de Dios. Adán y Eva tomaron una muy mala decisión, Génesis 2:17 NBLH dice "pero del árbol del conocimiento (de la ciencia) del bien y del mal no comerás"; y comieron del fruto y sufrieron las consecuencias de su mala decisión, pero también, como efecto colateral, se separaron del Señor. Y es que cuando tomamos decisiones que no se alinean a los propósitos de Dios para con nosotros, el resultado siempre será el mismo: nos apartaremos de Él. El Apóstol Pedro en su discurso en el pórtico de Salomón dijo: arrepentíos y convertíos. Pero, ¿qué quiso decir esto? ¿A qué se refería? ¿Qué implica el arrepentirse y el convertirse?
La parábola del hijo pródigo sirve para ilustrar la respuesta a estas preguntas. Dice la Palabra en Lucas 15:17-18 RVR1960, "y vol…

Autoridad

Algo que debe caracterizar al Evangelio es la muestra del Poder de Dios. Muchas veces la Palabra viene manifestada con muestras de poder cuando hay milagros, sanidades, liberación, milagros creativos, entre otros. Y es que el evangelio es como una voz de esperanza para millones de personas, si Dios muestra que puede hacer algo tremendo en mi vida, es una señal que lo puede hacer en la de alguien más, "porque ninguna cosa es imposible para Dios" (Lucas 1:37 JBS). En pocas palabras, todo esto se trata de autoridad. Mira lo que la Palabra de Dios nos enseña en este día, "les aseguro que el que cree en Mí hará también las obras que yo hago; y hará otras todavía más grandes, porque yo voy a donde está el Padre" (Juan 14:12 DHH). Nunca antes en la Biblia apareció un personaje con tanto poder y autoridad, sé que en el AT hubo milagros bien sobrenaturales, como por ejemplo, la viuda y el aceite, el valle de los huesos secos, etc, pero el Señor Jesús vino a cambiar la hist…

Del afán y otros demonios

Si hay algo en la vida que separa al creyente de las promesas del Señor es el afán. Cuando el afán llega a nuestras vidas ya no fijamos nuestra mirada en el autor y consumador de nuestra fe, Cristo Jesús (Hebreos 12:2 DHH), sino que fijamos toda nuestra atención en suplir nuestras necesidades básicas, en hacer dinero; es como si nuestros "lentes espirituales" se desenfocaran completamente, permitiendo que lo que antes estaba en segundo y en tercer lugar, ahora ocupe nuestro primer lugar de atención. Cuando el creyente permite que el afán le controle totalmente, Jehová Dios pasa a un segundo plano en su vida, quitándole autoridad para obrar a su favor.
Últimamente conversaba con un muy buen amigo de la infancia y en nuestra conversación pude entender que en este momento su prioridad no es el Señor ni Sus cosas. Él está enfocado en hacer dinero, en tener más de lo que nunca tuvo y, a veces pienso también que, busca ser reconocido y aceptado por los hombres por lo que tenga. Qu…

Lo que pidiereis en oración

En enero de este año recibí la noticia que la institución para la cual trabajaba ya no requería más de mis servicios. Fue algo injusto lo que hicieron conmigo, pero comprendí que Dios siempre tiene el control y era tiempo de entrar en el desierto. En esos días de incertidumbre y duda solo pensaba en proveer para mi familia y buscar un nuevo empleo lo más pronto. Le pedía al Señor en oración que me abriera puertas en otra institución y así fue, logré entrar en una prestigiosa universidad de la ciudad, mi familia y yo estábamos felices. Sin embargo, la felicidad duraría poco. Al ingresar, me fue notificado que mi salario sería la mitad de lo que regularmente recibiría... Una vez más pensé, esto es propósito de Dios e hice lo que la Palabra me enseña: dad gracias en todo (1 Tesalonicenses 5:18 RVR1960).
Algo que hicimos mi esposa y yo en todo este tiempo fue creer que Dios tenía el control de todo y que Él deseaba que entráramos al desierto por una razón, ya que en Él no hay casualidade…