Ir al contenido principal

Entradas

Al otro lado

En muchas ocasiones hemos sentido el llamado de Dios, sobre todo cuando nos quiere llevar de un lugar a otro o de un estado a otro mejor. Sentimos en nuestro corazón que sí es de Su parte ir de un lugar a otro, sin embargo, nos da temor, es como si este hiciera morada en nosotros.  Cuando vamos de un lado a otro se nos olvida que el Señor es quien dice pasemos al otro lado, es decir que está más que garantizado que estará con nosotros todo el tiempo, a través del viaje o de la prueba por muy largo que esta sea, Él siempre estará ahí. Mira lo que la Palabra dice al respecto:
"Aconteció un día que entró en una barca con sus discípulos y les dijo: Pasemos al otro lado. Y partieron. Pero mientras navegaban, Él se durmió. Y se desencadenó una tempestad de viento en el lago, y se anegaban y peligraban. Y vinieron a Él y le despertaron diciendo: ¡Maestro, Maestro, que perecemos! Despertando Él, reprendió al viento y a las olas; y cesaron, y se hizo bonanza. Y les dijo: ¿Dónde está vuest…
Entradas recientes

Al Rescate, Parte 2

Hoy continuamos con nuestra segunda entrega de esta serie de dos devocionales titulada Al Rescate. Veamos las armas necesitamos que necesitaremos para ser equiparados y ser generación al rescate: Arma Número Tres: Intercesión. El DRAE define la palabra interceder así: hablar en favor de alguien para conseguirle un bien o librarlo de un mal. O sea que, cuando intercedes por alguien hablas en favor de esa persona ¿te gusta interceder? Pues esto dice la Palabra al respecto: “exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:1-4 RVR1960). A la luz de la Palabra, todos estamos llamados a interceder los unos por los otros, ¿no es así? Arma Núme…

Al Rescate, Parte 1

Hoy iniciamos una serie de dos devocionales con el título Al Rescate, esperamos que sea de total bendición para tu vida. ¿Sabías que hay una generación que Jehová Dios va a usar en este tiempo y Él mismo la levantará para conquistar y rescatar lo que el diablo ha tomado? Se acercan los últimos tiempos, la venida del Señor Jesús está cerca y es el propósito de Dios que la gente no se pierda, sino que escuchen el mensaje de salvación y acepten el sacrificio del Señor Jesús en la cruz. Esta nueva generación que el Señor levantará no se intimidará ante el enemigo, serán equiparados para desatar y liberar, usar el poder delegado a la iglesia con plena autoridad. ¿Sabías que en Las Escrituras hubo un personaje que hizo lo mismo y es de inspiración para ti en este día? "Y oyó Abraham que su pariente estaba prisionero, y armó a sus criados, los nacidos en su casa, 318 y los siguió hasta Dan. Y cayó sobre ellos de noche, él y sus siervos, y les atacó, y les fue siguiendo hasta Hoba al nor…

Imparable

Muchas veces el creyente se atemoriza al creer que ciertas circunstancias en la vida pueden detener o retrasar el propósito que Dios tiene para su vida, así que cuando llega la tormenta les pasa lo mismo que a Pedro y los demás cuando iban en la barca con el Señor Jesús: pierden la fe y olvidan que Él está en el asunto. Cuando Dios nos encomienda una tarea, básicamente no hay circunstancia que impida lo que ya ha sido decretado en el Reino de los cielos. Mira lo que la Palabra de Dios nos enseña hoy:  "Pero Pablo arrojó la serpiente al fuego. Todos esperaban que Pablo se hinchara, o que cayera muerto en cualquier momento, pero se cansaron de esperar, porque a Pablo no le pasó nada" (Hechos 28:5-6 TLA). El capítulo 28 del libro de los Hechos, narra la historia cuando el Apóstol Pablo iba camino a Roma porque debía comparecer ante el César. En su viaje, una gran tormenta se levanta y la embarcación en la que iban sufre un percance, por lo cual terminan en la isla de Malta. Qui…

Hasta el final

Hay dos aspectos que quisiera compartir contigo en esta mañana y ambos se desprenden del mismo texto bíblico. La Palabra de hoy se encuentra en:
"Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el final, éste será salvo" (Mateo 10: 22 RVR1960).
Estas palabras fueron dichas por el Señor Jesús a los doce apóstoles para referirse a las persecuciones venideras. Cristo les dijo que iban a pasar cosas: los hombres los entregarán a los concilios, los azotarán, serán llevados ante gobernantes, etc. Pues bien, el primer aspecto es el aborrecimiento. ¿Crees que serás el primer cristiano a que aborrecen por causa del Señor Jesús? Es como si la historia se repitiera una y otra vez, porque siempre seremos aborrecidos por causa de Su nombre y quienes te aborrecerán primero serán los de tu casa. A este pueblo le falta quitarse el velo de la religiosidad porque aún pensamos en Jesús como religión. Hay costumbres con las cuales debemos romper, porque nos da ver…

Las Aflicciones

Las pruebas son una constante en la vida de cualquier persona, sean cristianas o no, y siempre estarán ahí. En muchas ocasiones, esas mismas pruebas sirven como una "excusa" para conocer al Señor y así empezar una nueva vida. Pero, por el contrario, cuando le conocemos, sabemos que las pruebas nos sirven para crecer espiritualmente, madurar y alcanzar la estatura del varón perfecto. La aflicción, igualmente, es un medio para medir tu fe, hay que verla como aquello que te permitirá ver la gloria de Dios en tu vida.
Infortunadamente, muchas personas en medio de la prueba optan por no buscar del Señor, piensan que la solución a sus problemas la tienen ellos o que está en sus manos o en las manos de otras personas, así que, en vez de corregir una situación,  la empeoran, volviendo todo más difícil. ¿Deseas saber qué dice la Palabra de Dios al respecto?
"Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová" (Salmos 34: 19 RVR1960).
Jehová siempre est…

Un corazón endurecido

La figura del Faraón en la Biblia representa al opresor y, en otros casos, al mismo Satanás. El papel principal de este siniestro personaje consistía en oprimir y evitar que el pueblo escogido saliera de Egipto hacia la tierra prometida. Su objetivo era mantenerlos como esclavos, a como de lugar. Sin embargo, hay algo bien importante que deseo compartir contigo y es el hecho de que Dios permitió que se endureciera el corazón de Faraón para mostrar Su grandeza. Mira lo que la Palabra dice al respecto: "Y Yo endureceré el corazón de Faraón para que los siga; y seré glorificado en Faraón y en todo su ejército, y sabrán los egipcios que Yo soy Jehová" (Éxodo 14:4 RVR1960). Hoy quiero compartir contigo esta tremenda revelación: si el corazón de Faraón se ha endurecido es porque Dios te librará de él con mano fuerte. Veamos qué aspectos podemos aprender en esta mañana de viernes: Primero, la salvación está en camino. En los momentos que pensamos que Dios se ha olvidado de nosotros…