Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2017

¿Qué tan rico eres?

Para muchos ser rico es sinónimo de tener muchas posesiones, aun en la Palabra encontramos personas que eran muy ricas. Sin embargo, en el plano espiritual, lo que poseas aquí no mide cuán rico tú eres, porque a la hora de morir nada nos llevamos. La Biblia nos exhorta a buscar primeramente el reino de Dios y Su justicia para que todo lo que necesitemos sea añadido (Mateo 6: 33 RVR1960). En medio de los afanes del mundo, hay gente que desea buscar riquezas, pero esa misma riqueza no puede comprarte la felicidad, la paz o el gozo que sí te puede brindar solamente el Señor Jesús. Probablemente las riquezas que andas buscando en el mundo nunca llenarán ese vacío que hay en tu corazón, pero Cristo sí puede llenar ese vacío. Mira lo que dice la Palabra de Dios con respecto a este tema: "Hay quienes pretenden ser ricos, y no tienen nada; y hay quienes pretenden ser pobres, y tienen muchas riquezas" (Proverbios 13:7 RVR1960). Cuando Cristo habita en nosotros, podemos afirmar que lo te…

Tu principal prioridad

Hay estrategias que el enemigo usa para robarnos el tiempo, una de ellas es a través de las prioridades. Para mucha gente su principal prioridad puede ser el trabajo. Para otros es su relación, ya sea de noviazgo o de matrimonio, y para los demás lo son las amistades y las fiestas. “Esas prioridades” son una distracción del enemigo para que dejemos de buscar a Dios, y es así como él logra que cada día nos alejemos más de las promesas del Señor. Otra estrategia que el enemigo es la preocupación por lo que necesitamos, sin embargo el Señor Jesús nos enseña en Lucas 12:29 que no debemos preocuparnos por las cosas que necesitamos porque nuestro Padre sabe de qué tenemos necesidad. Tu prioridad no debe ser el trabajar duro para poner pan en la mesa de tu casa. Tampoco tu relación sentimental ni tus amigos. Tu principal prioridad debe ser buscar a Dios. La Biblia nos enseña este principio, mira lo que dice: "Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas" (San J…

De poca fe

En la mayoría de los evangelios, cuando el Señor Jesús hacía un milagro expresaba estas palabras: tu fe te ha salvado o tu fe te ha sanado, ¿verdad? Algo en común que compartieron esas personas que buscaron a Jesús para que hiciera algún milagro en sus vidas era la fe, ese motor que mueve la mano de Dios, la herramienta principal del creyente. Pero, quizá te has preguntado por qué el Señor Jesús no te ha hecho ese milagro que tanto le has pedido, o por qué aún no te ha concedido esto o aquello. Aun así te has preguntado si lo va a hacer, ¿qué tanta convicción hay en ti? Si no hallas una respuesta directa a estas preguntas y, por el contrario, divagas en un sinnúmero de respuestas, es quizá por tu poca, y así el Señor no podrá hacer nada en tu vida. Como creyentes debemos entender que Dios hará si le pedimos con fe y si es Su voluntad, pero creyendo que lo hará. 
La Palabra que hoy deseo compartir con ustedes se encuentra en:
San Mateo 13: 58 RVR1960
"Y no hizo muchos milagros allí, …

El Plan Original

El Plan Original de Jehová Dios al crear al hombre era que nunca pereciera, sino que, por el contrario, estuviera para siempre en Edén junto a Él. Su Plan incluía cero preocupaciones, nada de enfermedades, nada de trabajo (y no es que sea o flojo), pero Dios quería solo lo mejor. Quizá el punto que más me llama la atención es el que tiene ver con la muerte, pues en el Plan Original no contemplaba la muerte del hombre. Y cuando Dios dijo hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza (Génesis 2:26 RVR1960)  quiso implantar en él características que Él mismo posee. Infortunadamente, Satanás también tenía planes para el hombre y su plan era robar la autoridad que Dios le había dado en Edén y destruir al hombre, y ¿de qué manera pensaba hacerlo? Mira lo que dice la Palabra: "Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: de todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás&q…

El Secreto Para Vencer La Aflicción

El Señor Jesús nos hace una advertencia en Juan 16: 33 - RVR1960, "en el mundo tendréis aflicción", lo cual quiere decir que nadie está exento de ella. La aflicción es sinónimo de prueba, y todos la necesitamos porque a través de ella es que Jehová Dios forjará un nuevo carácter en nosotros. La prueba es necesaria para crecer en el Señor, y para ser promovido a un mejor estado. Sin embargo, hay muchos creyentes que ante la aflicción solo reniegan de su Dios.
¿Por qué muchos reniegan de Dios ante la aflicción? Quizá (1) porque no estaban preparados para ella o sencillamente (2) porque, espiritualmente hablando, estaban débiles y no supieron manejar la situación, y terminan por tirar la toalla. No obstante, la Palabra es sabia porque contiene las respuestas que necesitamos ante cualquier situación. Y, ¿qué dice la Palabra respecto a la aflicción, cómo vencerla? Salmos 34:1 - RVR1960 tiene la respuesta:
"Bendeciré a Jehová en todo tiempo; Su alabanza estará de continuo en m…

Cuando soy débil, entonces soy fuerte

¿Cuál es la reacción del hombre cuando pasa por necesidad, afrentas, angustia o persecuciones? Sencillo, reniega de ellas. Y es que cuando nos sentimos débiles en la fe, nuestra mente también se debilita y no logramos ver el propósito que hay detrás de lo que nos acontece. Entonces también nos olvidamos que tenemos un Dios Todopoderoso y, poco a poco, abrimos puertas que antes estaban cerradas y es cuando le permitimos al enemigo entrar y jugar con nuestra mente y nuestra fe, olvidando que nuestra fortaleza está en La Roca, Cristo Jesús. ¿Qué nos enseña la Palabra de Dios frente a este tema? Mira lo que dice el Apóstol Pablo: "por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias, porque cuando soy débil, entones soy fuerte" (2 Corintios 12:10 RVR1960). El secreto cuando atravesamos por todas estas vicisitudes es estar GOZOSO. el DRAE define el gozo como alegría del ánimo, es decir que aunque suene descabellad…

Oh Señor, líbrame

La persecución es quizá una de las pruebas más fuertes por la que debe pasar todo hijo de Dios. David, cuando era perseguido porque el Rey Saúl procuraba matarle, tuvo momentos difíciles, sin embargo mientras pasaba por esos momentos de dificultad depositó toda su confianza en la única persona que lo podía librar de sus perseguidores: Jehová Dios. Cuando el pueblo de Israel salía de Egipto, el corazón de Faraón se endureció y les persiguió aun cuando había permitido que salieran de su tierra. En ese momento de angustia, el pueblo supo a quién clamar y Moisés les dio la seguridad que necesitaban al decirles, "no temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros" (Éxodo 14:13 RVR1960). Si estás atravesando por momentos de persecución, entonces esta Palabra es para ti. ¿Qué sucedió cuando el pueblo sintió que el ejército egipcio estaba casi alcanzándoles? Hubo un Moisés que se levantó y les dio una Palabra de aliento, no sin antes demostrarles que había…

Lo dijo y lo hará

¿Cuántos de ustedes que leen hoy este mensaje se encuentran esperando el cumplimiento de una promesa? Sé que no es tarea fácil y el desespero muchas veces llega como el escape de la realidad. La sabiduría popular dice que la espera es una virtud que muy pocos pueden cultivar, y esperar en el Señor pareciera difícil, pero mientras esperamos el cumplimiento de la promesa debiéramos preguntarnos más bien para qué Dios desea que esperemos, recuerda que los para qué responden a un objetivo, mientras que un por qué a una razón. Y es que muchas veces no estamos preparados para recibir la promesa y mientras lo hacemos, Dios nos prepara para recibirla. Abraham esperó mucho tiempo para ver la promesa de un hijo cumplida, pero lo que Dios había decretado lo cumplió y Abraham no murió esperando ver ese hijo, ¿no es así?. Mira lo que dice la Palabra de Dios al respecto: "Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará?. Habló ¿y no ejecutará?&…

Esperando en el tiempo de Jehová

Algo que caracteriza a los seres humanos es que somos impacientes, todo lo queremos rápido y no queremos esperar, por ejemplo: si estamos buscando pareja queremos que llegue enseguida y si no llega, salimos a su encuentro. Cuando estamos en el banco en la fila queremos que el cajero atienda rápidamente a las personas que están adelante para que nos atiendan a nosotros de la misma manera, ¿no es así? La impaciencia nos lleva a cometer errores y a hacer cosas que no están dentro de los planes que Dios tiene para nosotros. Y buscando la definición de la palabra impaciencia en el DRAE, encontré una definición que se ajusta perfectamente a este devocional: intranquilidad producida por algo que no acaba de llegar. Es decir, la impaciencia trae consigo intranquilidad, la cual no es de Dios. Como hijos no podemos permitir que algo nos robe la tranquilidad, la paz, el gozo que sólo encontramos en el Señor, así que debemos aprender a ser pacientes y esperar TODO en el tiempo de Jehová, que se …

Una mente renovada

A raíz de una discusión que empezó en redes sociales acerca de cómo Disney Studios ha empezado su campaña en favor de la igualdad de géneros, alguien comentaba en esa publicación algo así, "pero es que eso es lo más normal de este mundo" y me preguntaba cómo es posible que nuestra sociedad halla perdido tantos valores y peor aún ¿que nos hallamos acostumbrado?. Pero el Señor me habló en ese momento, y sobre eso quiero que reflexionemos en este día, pues el enemigo ha logrado cauterizar la mente de muchas personas que ya empezaron a llamar a lo malo bueno y ven la homosexualidad como normal, el matrimonio igualitario como normal, olvidando que ese es el objetivo del diablo, distorsionar la creación de Dios para que el hombre vea lo anormal como algo normal. Fue así como el Señor me llevó a este pasaje: "Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agr…

¿Cuál es el verdadero propósito del afán en la vida del creyente?

Una característica propia de este tiempo es el afán de obtener las cosas rápidamente, manejamos hacia el trabajo con afán, el tiempo no alcanza y vivimos afanados porque deseamos que el día tenga 26 horas, no alcanza el dinero y nos afanamos por pagar las deudas. Y entiendo que en algún punto nos afanemos, pues si somos responsables no deseamos quedar mal con nadie, pues la Biblia nos enseña no debáis a nadie nada (Romanos 13:8 RVR1960), sin embargo el afán no es de Dios y tampoco es Su propósito que vivamos de esa manera. El mismo Señor Jesús nos enseña una gran lección: no os afanéis (Mateo 6:25 RVR1960). Lo que quiero decirte es que en medio del afán no podrás resolver tus problemas. Si en este momento te encuentras afanado, entonces esta Palabra es para ti. Mira lo que la Biblia nos enseña acerca del afán: "por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracia" (Filipenses $:6 RVR1960). Veamos, pu…

Sin escape

Es más fácil para muchos creer que no existe ni el paraíso, o cielo, ni el infierno. La sensación de saber que serán juzgados es aterradora. Es así que muchas personas viven una vida desenfrenada sin reconocer que tendrán que comparecer ante un juicio divino por todas las cosas que hayan hecho, buenas o malas y este juicio será para creyentes y no creyentes igualmente. Sabes qué nos enseña la Palabra de Dios al respecto: "Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo" (2 Corintios 5:10 RVR1960). Hay dos aspectos que quisiera compartir contigo en esta mañana. El primero, es que todos seremos juzgados y la posibilidad que alguien escape del juicio de Dios es totalmente imposible. En ese juicio, Jehová Dios tomará el libro de la vida y nos llamará a cuenta por cada uno de nuestros actos mientras estuvimos en este cuerpo mortal. Al leer este verso,…

En lo poco

Del Apóstol Pablo he aprendido una fuerte lección, en la cual he sido varias veces tratado por el Señor, una lección que nos enseña a depender ciento por ciento de Dios, una lección que nos enseña un fundamento bien importante: Dios es fiel con aquellos que permanecen fiel a Él. Esa lección de la cual te hablo hoy está en Filipenses 4: 12 RVR1960, dice la Palabra "sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad". ¿Qué tan fiel podemos ser con Dios en medio de la escasez?. Hay muchos que esperan ser promovidos a la sobreabundancia, pero durante la prueba de humildad renegaron de ella y, hasta quizá, renegaron contra Dios. Pero, ¿qué nos enseña la Biblia respecto a este tema? El mismo Señor Jesús habló de él en Mateo 25: 23 RVR1960 dice "sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré".  Una condición para ser promovido a la abundanci…

¿Qué estás sembrando?

Muchas veces nos preguntamos por qué nos pasan ciertas cosas en la vida, así como: por qué mi mejor amigo, en quien tanto confié, me traicionó; por qué mi novia me fue infiel si me porté tan bien con ella, entre otras. Pero todo radica en lo que hiciste en tu pasado, en otras palabras en lo que sembraste en la vida de otras personas. Para muchos en lo secular esto podría ser llamado karma o ley de la vida. En mi tierra, la gente dice que, todo el que la hace la paga o todo lo que aquí haces, aquí mismo se te cobra. Y, ¿qué dice la Palabra de Dios frente a esto? Veamos: "No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará" (Gálatas 6:7 RVR1960). Hay una respuesta a cada cosa que hagamos, sea buena o sea mala. Por lo cual, procuremos al máximo ser hacedores de lo que la Palabra nos enseña, y hay una lección bien importante que quisiera compartirles: no nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayam…

En poco

Si hay algo que caracteriza a muchos seres humanos es la baja autoestima, ese sentimiento de creer que no podemos hacer las cosas o que no somos dignos de ellas. La baja autoestima no es de Dios, por el contrario la Biblia nos enseña a que debemos renovar nuestro entendimiento para conocer la voluntad de Dios (Romanos 12:2 RVR1960) y así creer que no hay imposibles, ¿verdad?. No sé si tú que estás leyendo estas líneas sentiste alguna vez ese sentimiento tan horrible, pero quiero decirte que así como tú, grandes personajes bíblicos también se tuvieron así mismos en un concepto muy bajo. Hoy quiero hablarte de uno de ellos: Gedeón. Gedeón fue uno de los tantos jueces que Jehová Dios envió para liberar a los hijos de Israel de las manos de los madianitas, quienes durante siete años les azotaron en gran manera y destruían sus cultivos. Mira el concepto que Gedeón tenía de sí: "Entonces le respondió: Ah, Señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manas…

Dos cosas: constancia y dedicación

Dos cosas que me impactan del testimonio de Daniel eran: número uno, su constancia en la oración y, número dos, el tiempo que le dedicaba. Ser constante implica tener una disciplina, un hábito hasta que se vuelva costumbre. Dedicarle tiempo es cultivar algo, cuidarlo. Y la Palabra nos enseña cómo Daniel, sin importar las circunstancias, oraba al Señor. En el Capítulo 6 del libro de Daniel, los sátrapas del Rey Darío quisieron conspirar en su contra y se inventan un edicto y no se podía levantar petición alguna a ningún dios fuera del Rey Darío. Sin embargo, Daniel no dejaba de orar y "abiertas las ventanas de su cámara, que daban a Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba" (Daniel 6:10 RVR1960). ¿Tres veces al día? Wow, quizá para muchos esto es mucho tiempo, ¿no es así?. Mejor aún es que no renunció a su Dios por agradar al hombre, esto es tremendo. En varios pasajes bíblicos, Dios nos invita a orar constantemente, pues Él más que nadie conoce y sabe del poder …

Nada me hará falta

Hay una tremenda verdad y una promesa impactante en Mateo 6:33 RVR1960, "mas buscad primeramente el Reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas (que necesitas) os serán añadidas". Pero para que esa tremenda verdad y esa promesa se hagan efectivas en nuestras vidas debemos hacer algo primero: buscar el Reino de Dios. Todo se resume en esa palabra, búsqueda. ¿Será entonces que la búsqueda es recíproca a lo que me hace falta? Muy probablemente, pues el mismo Señor Jesús fue enfático al afirmar que, "pedid y recibiréis" (Juan 16:24 RVR1960). Y definitivamente lo único que hay que hacer para obtener bendiciones sobreabundantes es BUSCAR A DIOS. El salmista fue claro al escribir: "los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien" (Salmos 34:10 RVR1960), es decir solo hay un requisito y es buscarle. Si en tu vida o si en este momento no has recibido tu milagro quizá es porque lo has estado buscando en el lugar equivocado, o tal vez no has buscado pr…

¿Continuarás siendo fiel?

¿Sabías que los seres humanos somos muy particulares? Mientras estamos bien nos olvidamos que existe un Padre de bendición, y recurrimos a Él solo cuando las cosas van mal, Mas cuando todo, "aparentemente", vuelve a estar bien, nos a apartamos para seguir viviendo desordenadamente y haciendo lo malo, es decir vivir una vida desagradable delante los ojos de Dios. Aún así, Dios es fiel y misericordioso, pues independientemente de cómo te portes, Su gracia nos permite seguir disfrutando de las bendiciones. ¿Será que nosotros también podemos ser fieles en las malas, así como en las buenas?. Mira lo que la Palabra nos enseña hoy:  "En mi angustia invoqué a Jehová, y clamé a mi Dios; Él oyó mi voz desde su templo, y mi clamor llegó a sus oídos (2 de Samuel 22:7 RVR1960). Esta es una promesa para ti en este día, Jehová Dios nos escucha siempre, nuestros clamores no son en vano. Esta porción de laBiblia nos enseña que, tenemos la seguridad que Dios escucha. Aquí la diferencia e…

Su Pacto

Una de las cosas que me llama fuertemente la atención de Dios es que Él es un Dios de orden y cuando va a hacer una obra con alguien nunca piensa en una sola persona, siempre tiene en cuenta a la familia. Un ejemplo de ellos es una de las promesas que se encuentran en Hechos 16:31 dice: cree en el Señor Jesús, y serás salvo, tú y tu casa. Esta promesa muestra que en los planes de Dios siempre está la primera institución, LA FAMILIA y de ella y el pacto que Dios establece con nosotros quisiera hablarte en este bello día. ¿Sabías que antes del nuevo testamento, Dios había establecido Su pacto no solo con el hombre, sino también con su familia?. Mira lo que dice la Palabra: "Mas estableceré mi pacto contigo, y entrarás en el arca tú, tus hijos, tu mujer, y las mujeres de tus hijos contigo" (Génesis 6:18 RVR1960).  En esta porción de la Biblia vemos cómo Jehová Dios establece Su pacto con Noé, pero no solamente con él, sino también con su generación. El contexto en el que Dios e…

En control para bendecir

Nunca más vuelvas a dar fruto, esa fue la frase que el Señor Jesús lanzó cuando maldijo a la higuera porque no tenía fruto (Mateo 21:18-19). Dice la Palabra que al instante se secó y sus discípulo se asombraron en gran manera. En ese contexto, el Señor Jesús hablaba de fe a sus discípulos, les estaba enseñando una de las lecciones más importante: tener fe y no dudar. Pero, ¿qué tan terrible puede ser lanzar una palabra para maldecir? A diario nos encontramos con situaciones en las que creyentes y no creyentes prestan su boca para maldecir, obviando el poder tan tremendo que hay detrás de las palabras. Cuando todo fue creado, lo único que hizo Dios fue lanzar la palabra y fue hecho, ¿entiendes ahora la magnitud del poder la palabra?. Hay un gran poder cada vez que lanzamos una palabra, es decir en tu lengua yace un poder capaz de hacer grandes cosas para la Gloria de Dios o para hacer cosas terribles. Mira lo que Las Escrituras nos enseñan acerca de este tema en este día:  "La leng…

Fe muerta

Cundo empezamos a caminar en el evangelio, podemos dividir a algunas hermanos de la fe en dos grupos: uno, los que conocen de La Palabra y la gente saben que son cristianos, los ven ir a la escuela dominical, pero no comparten las buenas nuevas del evangelio con los demás, es como si La Palabra fuera para ellos exclusivamente. Dos, los que dicen ser cristianos, pero no leen la Biblia, no pueden compartir nada con nadie porque no la leen, así que tampoco hacen nada por la obra; van a la iglesia, no obstante no son miembros de ningún ministerio, en fin son totalmente apáticos al trabajo de la iglesia. Es triste ver cómo algunos nos acomodamos a la idea de ir a los servicios, a las reuniones sociales de la iglesia, a los retiros, y nos olvidamos de los esencial: la gran comisión (Mateo 28:19 RVR1960).
El Señor a través de Su Espíritu Santo me ha regalado esta Palabra para compartirla con ustedes con el fin de exhortar a aquellos que deben trabajar y ser más diligentemente con la obra y l…

Mi modelo es Jesús, Parte 4

Bueno, ya hoy lunes llegamos a la parte final de esta entrega de una serie de cuatro devocionales titulados Mi Modelo Es Jesús, en los cuales Dios nos ha enseñado una serie de características que deberíamos emular de Su Hijo amado Jesús, características que estuvieron siempre presentes durante Su ministerio aquí en la tierra. Hoy les traigo las dos últimas, esperando y creyendo que esta Palabra de revelación edificará sus vidas espiritualmente. La característica número siete tiene que ver con una gran responsabilidad que tenemos todos los hijos de Dios: 7. HACER DISCÍPULOS: "y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles" (Lucas 6:13 RVR1960). Como cristianos también estamos llamados a hacer discípulos, tal cual como los tuvo el Señor Jesús. Hacer discípulos no es tarea fácil, pero se puede aprender de varios autores, basta con ir a google y averiguar, existen varios tratados, además podemos preguntarle a nuestros…

Mi modelo es Jesús, Parte 3

Continuamos con esta serie donde estamos conociendo ciertas características que tuvo el Señor Jesús y que todo cristiano debería emular para continuar con su crecimiento espiritual. Hagamos un pequeño resumen de los que hasta ahora hemos aprendido. Dentro de las primeras cuatro características, mencionábamos las siguientes: HACER LA VOLUNTAD DEL PADRE, LLAMADOS A SERVIR, UNA VIDA DE ORACIÓN y CREERLE A DIOS.Hoy vamos a continuar con dos características más, creyendo que esta serie de devocionales será de gran bendición para sus vidas espirituales.   Cuando se está en el ministerio observamos que hay poder en Cristo y que milagros y cosas sobrenaturales suceden a través de nosotros, es fácil llegar a pensar que todo ese poder es nuestro y que viene a través de nosotros. Pensamos que como predicadores somos nosotros quienes con nuestras palabras y pensamientos nos estamos ganando a las personas, olvidando que es a través del Espíritu Santo de Dios que todas estas cosas son posibles. Ve…