Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2017

Al Rescate, Parte 2

Hoy continuamos con nuestra segunda entrega de esta serie de dos devocionales titulada Al Rescate. Veamos las armas necesitamos que necesitaremos para ser equiparados y ser generación al rescate: Arma Número Tres: Intercesión. El DRAE define la palabra interceder así: hablar en favor de alguien para conseguirle un bien o librarlo de un mal. O sea que, cuando intercedes por alguien hablas en favor de esa persona ¿te gusta interceder? Pues esto dice la Palabra al respecto: “exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:1-4 RVR1960). A la luz de la Palabra, todos estamos llamados a interceder los unos por los otros, ¿no es así? Arma Núme…

Al Rescate, Parte 1

Hoy iniciamos una serie de dos devocionales con el título Al Rescate, esperamos que sea de total bendición para tu vida. ¿Sabías que hay una generación que Jehová Dios va a usar en este tiempo y Él mismo la levantará para conquistar y rescatar lo que el diablo ha tomado? Se acercan los últimos tiempos, la venida del Señor Jesús está cerca y es el propósito de Dios que la gente no se pierda, sino que escuchen el mensaje de salvación y acepten el sacrificio del Señor Jesús en la cruz. Esta nueva generación que el Señor levantará no se intimidará ante el enemigo, serán equiparados para desatar y liberar, usar el poder delegado a la iglesia con plena autoridad. ¿Sabías que en Las Escrituras hubo un personaje que hizo lo mismo y es de inspiración para ti en este día? "Y oyó Abraham que su pariente estaba prisionero, y armó a sus criados, los nacidos en su casa, 318 y los siguió hasta Dan. Y cayó sobre ellos de noche, él y sus siervos, y les atacó, y les fue siguiendo hasta Hoba al nor…

Imparable

Muchas veces el creyente se atemoriza al creer que ciertas circunstancias en la vida pueden detener o retrasar el propósito que Dios tiene para su vida, así que cuando llega la tormenta les pasa lo mismo que a Pedro y los demás cuando iban en la barca con el Señor Jesús: pierden la fe y olvidan que Él está en el asunto. Cuando Dios nos encomienda una tarea, básicamente no hay circunstancia que impida lo que ya ha sido decretado en el Reino de los cielos. Mira lo que la Palabra de Dios nos enseña hoy:  "Pero Pablo arrojó la serpiente al fuego. Todos esperaban que Pablo se hinchara, o que cayera muerto en cualquier momento, pero se cansaron de esperar, porque a Pablo no le pasó nada" (Hechos 28:5-6 TLA). El capítulo 28 del libro de los Hechos, narra la historia cuando el Apóstol Pablo iba camino a Roma porque debía comparecer ante el César. En su viaje, una gran tormenta se levanta y la embarcación en la que iban sufre un percance, por lo cual terminan en la isla de Malta. Qui…

Hasta el final

Hay dos aspectos que quisiera compartir contigo en esta mañana y ambos se desprenden del mismo texto bíblico. La Palabra de hoy se encuentra en:
"Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el final, éste será salvo" (Mateo 10: 22 RVR1960).
Estas palabras fueron dichas por el Señor Jesús a los doce apóstoles para referirse a las persecuciones venideras. Cristo les dijo que iban a pasar cosas: los hombres los entregarán a los concilios, los azotarán, serán llevados ante gobernantes, etc. Pues bien, el primer aspecto es el aborrecimiento. ¿Crees que serás el primer cristiano a que aborrecen por causa del Señor Jesús? Es como si la historia se repitiera una y otra vez, porque siempre seremos aborrecidos por causa de Su nombre y quienes te aborrecerán primero serán los de tu casa. A este pueblo le falta quitarse el velo de la religiosidad porque aún pensamos en Jesús como religión. Hay costumbres con las cuales debemos romper, porque nos da ver…

Las Aflicciones

Las pruebas son una constante en la vida de cualquier persona, sean cristianas o no, y siempre estarán ahí. En muchas ocasiones, esas mismas pruebas sirven como una "excusa" para conocer al Señor y así empezar una nueva vida. Pero, por el contrario, cuando le conocemos, sabemos que las pruebas nos sirven para crecer espiritualmente, madurar y alcanzar la estatura del varón perfecto. La aflicción, igualmente, es un medio para medir tu fe, hay que verla como aquello que te permitirá ver la gloria de Dios en tu vida.
Infortunadamente, muchas personas en medio de la prueba optan por no buscar del Señor, piensan que la solución a sus problemas la tienen ellos o que está en sus manos o en las manos de otras personas, así que, en vez de corregir una situación,  la empeoran, volviendo todo más difícil. ¿Deseas saber qué dice la Palabra de Dios al respecto?
"Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová" (Salmos 34: 19 RVR1960).
Jehová siempre est…

Un corazón endurecido

La figura del Faraón en la Biblia representa al opresor y, en otros casos, al mismo Satanás. El papel principal de este siniestro personaje consistía en oprimir y evitar que el pueblo escogido saliera de Egipto hacia la tierra prometida. Su objetivo era mantenerlos como esclavos, a como de lugar. Sin embargo, hay algo bien importante que deseo compartir contigo y es el hecho de que Dios permitió que se endureciera el corazón de Faraón para mostrar Su grandeza. Mira lo que la Palabra dice al respecto: "Y Yo endureceré el corazón de Faraón para que los siga; y seré glorificado en Faraón y en todo su ejército, y sabrán los egipcios que Yo soy Jehová" (Éxodo 14:4 RVR1960). Hoy quiero compartir contigo esta tremenda revelación: si el corazón de Faraón se ha endurecido es porque Dios te librará de él con mano fuerte. Veamos qué aspectos podemos aprender en esta mañana de viernes: Primero, la salvación está en camino. En los momentos que pensamos que Dios se ha olvidado de nosotros…

Yo estoy contigo

En La Biblia aparece registrada la frase NO TEMAS 365 veces. Es como si Dios nos recordara cada día que no debemos tener temores, ¿sabes por qué? Porque eso es justamente lo que el enemigo desea. Satanás quiere que tengas temores para que no sigas avanzando, sino para que retrases el plan de Dios para tu vida. El temor es un arma infalible que él usa para que te estanques y te quedes en una zona de confort. Cuando el ser humano tiene temores deja de creer en sí mismo; por lo tanto, deja de creerle a Dios, y es ahí donde el diablo obtiene resultados. Y, ¿qué nos dice Jehová Dios en Su Palabra al respecto? Veamos: "No temas porque Yo estoy contigo; no desmayes porque Yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia" (Isaías 41: 10 RVR1960). Hay varias cosas que podemos aprender en este día de esta porción de la Palabra. Primero, NO TEMAS PORQUE JEHOVÁ DIOS ESTÁ CONTIGO. Cuando tenemos claro que hay un Dios Todopoderoso que…

¿Banca o titular?

Ahora que el fútbol está tan de moda, todos conocemos los términos banca y titular, ¿no es así? Recuerdo que cuando chico no me gustaba estar calentando la banca. Más bien, me gustaba esforzarme por llegar a la titular del equipo. Y es que siendo titulares somos partícipes de toda la acción y no somos meros espectadores. ¿Sabías que en la iglesia de Cristo vemos esta misma condición? Hay personas que están en la banca mientras que otros son titulares. ¿Será que todos podemos ser titulares? La iglesia requiere que todos seamos titulares porque este es el único equipo que no tiene banca, ¿sabes por qué? Número uno: La Gran Comisión "Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado" (Mateo 28:19-20 RVR1960). La Gran Comisión es el más claro ejemplo de un equipo que no tiene banca, sino de titulares. Es nuestra responsabilidad y nuestra misión ha…

Un corazón dispuesto

Hay muchas personas que desean servirle al Señor, sin embargo, todo pareciera ser emocional. Mientras van a la iglesia se sienten fuertes, gozosos y al salir de ella, el gozo desaparece, y vuelven a lo mismo de siempre. Es decir, dan un paso hacia adelante y dos hacia atrás sin darse cuenta que están retrasando el plan de Dios para sus vidas. Todo esto sucede porque no han dispuesto sus corazones al Señor. Cuando un corazón está dispuesto para el Señor no hay circunstancia que impida los planes que Dios tiene. Hoy deseo compartir una Palabra poderosa con ustedes, sé que tu vida será tocada tremendamente en este, así que dispón tu corazón y espíritu para recibir.
Mira lo que nos enseña la Palabra:
"Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos" (Esdras 7:10 RVR1960).
Esdras fue un sacerdote con un llamado especial de parte de Dios. Durante el reinado de Ciro, rey de Persia, el pueblo jud…

Un Árbol de Mango

Ayer domingo tuve la oportunidad de volver a ser maestro de Discipulado para las nuevas personas que han llegado a nuestra iglesia y que empezaron su proceso de formación en el Señor. Todos son muy jóvenes, edades entre los 11 y los 19 años, creo que soy el más viejo del grupo. Nuestra primera lección fue hablar de lo que es un discípulo de Cristo. Pero dentro de las tantas cosas que hablábamos acerca del tema, hubo una que me motivó a escribir este devocional en este día. Un discípulo de Cristo es aquel que lleva mucho fruto les enseñaba y a la vez les regalé esta cita: "En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis mis discípulos (Juan 15:8 RVR1960). Entonces, fue cuando les puse de ejemplo lo siguiente: les pregunté, ¿cuántas pepas de mango (o sea la semilla) son necesarias para sembrar un árbol de mango? A lo que ellos respondieron una. Y luego continué preguntándoles ¿cuántos mangos puede uno recoger de un solo árbol? Ellos dijeron muchos. Así que les…

¿Qué tan rico eres?

Para muchos ser rico es sinónimo de tener muchas posesiones, aun en la Palabra encontramos personas que eran muy ricas. Sin embargo, en el plano espiritual, lo que poseas aquí no mide cuán rico tú eres, porque a la hora de morir nada nos llevamos. La Biblia nos exhorta a buscar primeramente el reino de Dios y Su justicia para que todo lo que necesitemos sea añadido (Mateo 6: 33 RVR1960). En medio de los afanes del mundo, hay gente que desea buscar riquezas, pero esa misma riqueza no puede comprarte la felicidad, la paz o el gozo que sí te puede brindar solamente el Señor Jesús. Probablemente las riquezas que andas buscando en el mundo nunca llenarán ese vacío que hay en tu corazón, pero Cristo sí puede llenar ese vacío. Mira lo que dice la Palabra de Dios con respecto a este tema: "Hay quienes pretenden ser ricos, y no tienen nada; y hay quienes pretenden ser pobres, y tienen muchas riquezas" (Proverbios 13:7 RVR1960). Cuando Cristo habita en nosotros, podemos afirmar que lo te…

Tu principal prioridad

Hay estrategias que el enemigo usa para robarnos el tiempo, una de ellas es a través de las prioridades. Para mucha gente su principal prioridad puede ser el trabajo. Para otros es su relación, ya sea de noviazgo o de matrimonio, y para los demás lo son las amistades y las fiestas. “Esas prioridades” son una distracción del enemigo para que dejemos de buscar a Dios, y es así como él logra que cada día nos alejemos más de las promesas del Señor. Otra estrategia que el enemigo es la preocupación por lo que necesitamos, sin embargo el Señor Jesús nos enseña en Lucas 12:29 que no debemos preocuparnos por las cosas que necesitamos porque nuestro Padre sabe de qué tenemos necesidad. Tu prioridad no debe ser el trabajar duro para poner pan en la mesa de tu casa. Tampoco tu relación sentimental ni tus amigos. Tu principal prioridad debe ser buscar a Dios. La Biblia nos enseña este principio, mira lo que dice: "Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas" (San J…

De poca fe

En la mayoría de los evangelios, cuando el Señor Jesús hacía un milagro expresaba estas palabras: tu fe te ha salvado o tu fe te ha sanado, ¿verdad? Algo en común que compartieron esas personas que buscaron a Jesús para que hiciera algún milagro en sus vidas era la fe, ese motor que mueve la mano de Dios, la herramienta principal del creyente. Pero, quizá te has preguntado por qué el Señor Jesús no te ha hecho ese milagro que tanto le has pedido, o por qué aún no te ha concedido esto o aquello. Aun así te has preguntado si lo va a hacer, ¿qué tanta convicción hay en ti? Si no hallas una respuesta directa a estas preguntas y, por el contrario, divagas en un sinnúmero de respuestas, es quizá por tu poca, y así el Señor no podrá hacer nada en tu vida. Como creyentes debemos entender que Dios hará si le pedimos con fe y si es Su voluntad, pero creyendo que lo hará. 
La Palabra que hoy deseo compartir con ustedes se encuentra en:
San Mateo 13: 58 RVR1960
"Y no hizo muchos milagros allí, …

El Plan Original

El Plan Original de Jehová Dios al crear al hombre era que nunca pereciera, sino que, por el contrario, estuviera para siempre en Edén junto a Él. Su Plan incluía cero preocupaciones, nada de enfermedades, nada de trabajo (y no es que sea o flojo), pero Dios quería solo lo mejor. Quizá el punto que más me llama la atención es el que tiene ver con la muerte, pues en el Plan Original no contemplaba la muerte del hombre. Y cuando Dios dijo hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza (Génesis 2:26 RVR1960)  quiso implantar en él características que Él mismo posee. Infortunadamente, Satanás también tenía planes para el hombre y su plan era robar la autoridad que Dios le había dado en Edén y destruir al hombre, y ¿de qué manera pensaba hacerlo? Mira lo que dice la Palabra: "Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: de todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás&q…

El Secreto Para Vencer La Aflicción

El Señor Jesús nos hace una advertencia en Juan 16: 33 - RVR1960, "en el mundo tendréis aflicción", lo cual quiere decir que nadie está exento de ella. La aflicción es sinónimo de prueba, y todos la necesitamos porque a través de ella es que Jehová Dios forjará un nuevo carácter en nosotros. La prueba es necesaria para crecer en el Señor, y para ser promovido a un mejor estado. Sin embargo, hay muchos creyentes que ante la aflicción solo reniegan de su Dios.
¿Por qué muchos reniegan de Dios ante la aflicción? Quizá (1) porque no estaban preparados para ella o sencillamente (2) porque, espiritualmente hablando, estaban débiles y no supieron manejar la situación, y terminan por tirar la toalla. No obstante, la Palabra es sabia porque contiene las respuestas que necesitamos ante cualquier situación. Y, ¿qué dice la Palabra respecto a la aflicción, cómo vencerla? Salmos 34:1 - RVR1960 tiene la respuesta:
"Bendeciré a Jehová en todo tiempo; Su alabanza estará de continuo en m…

Cuando soy débil, entonces soy fuerte

¿Cuál es la reacción del hombre cuando pasa por necesidad, afrentas, angustia o persecuciones? Sencillo, reniega de ellas. Y es que cuando nos sentimos débiles en la fe, nuestra mente también se debilita y no logramos ver el propósito que hay detrás de lo que nos acontece. Entonces también nos olvidamos que tenemos un Dios Todopoderoso y, poco a poco, abrimos puertas que antes estaban cerradas y es cuando le permitimos al enemigo entrar y jugar con nuestra mente y nuestra fe, olvidando que nuestra fortaleza está en La Roca, Cristo Jesús. ¿Qué nos enseña la Palabra de Dios frente a este tema? Mira lo que dice el Apóstol Pablo: "por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias, porque cuando soy débil, entones soy fuerte" (2 Corintios 12:10 RVR1960). El secreto cuando atravesamos por todas estas vicisitudes es estar GOZOSO. el DRAE define el gozo como alegría del ánimo, es decir que aunque suene descabellad…

Oh Señor, líbrame

La persecución es quizá una de las pruebas más fuertes por la que debe pasar todo hijo de Dios. David, cuando era perseguido porque el Rey Saúl procuraba matarle, tuvo momentos difíciles, sin embargo mientras pasaba por esos momentos de dificultad depositó toda su confianza en la única persona que lo podía librar de sus perseguidores: Jehová Dios. Cuando el pueblo de Israel salía de Egipto, el corazón de Faraón se endureció y les persiguió aun cuando había permitido que salieran de su tierra. En ese momento de angustia, el pueblo supo a quién clamar y Moisés les dio la seguridad que necesitaban al decirles, "no temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros" (Éxodo 14:13 RVR1960). Si estás atravesando por momentos de persecución, entonces esta Palabra es para ti. ¿Qué sucedió cuando el pueblo sintió que el ejército egipcio estaba casi alcanzándoles? Hubo un Moisés que se levantó y les dio una Palabra de aliento, no sin antes demostrarles que había…

Lo dijo y lo hará

¿Cuántos de ustedes que leen hoy este mensaje se encuentran esperando el cumplimiento de una promesa? Sé que no es tarea fácil y el desespero muchas veces llega como el escape de la realidad. La sabiduría popular dice que la espera es una virtud que muy pocos pueden cultivar, y esperar en el Señor pareciera difícil, pero mientras esperamos el cumplimiento de la promesa debiéramos preguntarnos más bien para qué Dios desea que esperemos, recuerda que los para qué responden a un objetivo, mientras que un por qué a una razón. Y es que muchas veces no estamos preparados para recibir la promesa y mientras lo hacemos, Dios nos prepara para recibirla. Abraham esperó mucho tiempo para ver la promesa de un hijo cumplida, pero lo que Dios había decretado lo cumplió y Abraham no murió esperando ver ese hijo, ¿no es así?. Mira lo que dice la Palabra de Dios al respecto: "Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará?. Habló ¿y no ejecutará?&…

Esperando en el tiempo de Jehová

Algo que caracteriza a los seres humanos es que somos impacientes, todo lo queremos rápido y no queremos esperar, por ejemplo: si estamos buscando pareja queremos que llegue enseguida y si no llega, salimos a su encuentro. Cuando estamos en el banco en la fila queremos que el cajero atienda rápidamente a las personas que están adelante para que nos atiendan a nosotros de la misma manera, ¿no es así? La impaciencia nos lleva a cometer errores y a hacer cosas que no están dentro de los planes que Dios tiene para nosotros. Y buscando la definición de la palabra impaciencia en el DRAE, encontré una definición que se ajusta perfectamente a este devocional: intranquilidad producida por algo que no acaba de llegar. Es decir, la impaciencia trae consigo intranquilidad, la cual no es de Dios. Como hijos no podemos permitir que algo nos robe la tranquilidad, la paz, el gozo que sólo encontramos en el Señor, así que debemos aprender a ser pacientes y esperar TODO en el tiempo de Jehová, que se …