Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2018

Aprendiendo a esperar en Dios, parte 2

Continuamos con esta serie de cuatro devocionales bajo el título Aprendiendo A Esperar En Dios. Esta es nuestra segunda entrega y espero que siga siendo de gran bendición para sus vidas. ¿Qué lecciones podemos aprender de Génesis 15:1-6 - RVR1960)? Hay cuatro lecciones que podemos aprender, aunque sé que el Espíritu Santo te puede revelar aún muchas más cosas: PRIMERO Podemos acercarnos a Dios y pedirle todo lo que queramos, siempre y cuando esté dentro de Su voluntad para nuestras vidas. Muchas veces cuando pedimos, pedimos cosas que no edificarán nuestras vidas. Otras veces, pedimos cosas que pueden separarnos de Dios, lo cual resulta no ser  Su plan. Dios no te dará nada que te haga separar de Él. Por ello, nuestros ojos deben estar puestos en el Padre de la bendición y no en la bendición, la misma Biblia nos enseña, "puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe" (Hebreos 12:2 RVA2015). No olvides que, la bendición se puede agotar, pero la fuente de donde prov…

Aprendiendo a esperar en Dios, Parte 1

Hoy empezamos una nueva serie de cuatro devocionales bajo el título Aprendiendo A Esperar En Dios. Esta es la primera entrega y sé que serán edificantes y de gran bendición. No es fácil aprender a esperar. Pienso que una de las virtudes más difíciles de aprender es esa. Recuerdo cuando venía la navidad y, por anticipado sabía qué recibiría de regalo, no iba a la cama a dormir, sino que me quedaba despierto hasta que fuera la hora de recibir regalos y conté quién sabe cuántas ovejas para no dejarme vencer por el sueño, pero esperar es algo difícil. Aún como creyentes, nos desesperamos por ver las promesas de Dios. De esa sensación hablaremos estos próximos días.
"Después de estas cosas vino Palabra de Jehová a Abram en visión, diciendo: no temas, Abram; Yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande. Y respondió Abram: Señor Jehová, ¿qué me darás, siendo así que ando sin hijo, y el mayordomo de mi casa es ese damasceno Eliecer?. Dijo también Abram: mira que no me has dado …

Excusas

Esta semana he recurrido a los adagios populares para plantear la introducción de las reflexiones, así que aquí les va otro: desde que se inventaron las excusas todo el mundo queda bien. El diccionario de la Real Academia de la lengua define la excusa como "pretexto que se invoca para eludir una obligación". Ahora bien, quizá te debas preguntar a qué hago referencia, ¿no es así? Al llamado, a eso hago referencia. ¿Cuántas excusas has utilizado para evadir tu llamado? ¿Cuánto tiempo más crees que puedes posponerlo?
En el libro de Lucas, el Señor Jesús le hace un llamado muy importante a alguien, pero esa persona pensaría que no estaba listo para atenderlo, mira lo que dice la Palabra: "Jesús le dijo a otro: —Sígueme. Pero él respondió: —Señor, déjame ir primero a enterrar a mi padre" (Lucas 9:59 DHH). Cuando creemos no estar listos para aceptar el llamado de parte de Dios, lo primero que hacemos es excusarnos para evadirlo. No sabemos cuál fue el final de este hombr…

Apariencias

Hay un adagio popular que reza, las apariencias engañan y es que, la naturaleza del hombre es fijarse inmediatamente en aquello que le llama la atención, sin tener en cuenta otros aspectos que, probablemente, suelen tener igual importancia, pero que obviamos por razones diversas. Por ejemplo, en el libro de Génesis, Lot se dejó seducir por la llanura que vieron sus ojos porque le "convenía" en cierta forma, pero lo que obvio era el hecho de que prácticamente estaba en Sodoma y Gomorra, tierra de pecado y de perdición. Como creyentes, debemos tener mucho cuidado con aquello que nuestros ojos naturales puedan ver, pues podría ser engañoso. Nuestra mirada debe estar puesta en lo que va más allá.
Mira lo que la Palabra de Dios dice respecto a este tema: "y Jehová respondió a Samuel: no mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el …

Locura

Una de las fortalezas más fuertes que el enemigo ha puesto en la mente de los hombres es hacerles creer que la existencia de en un ser supremo, Jehová Dios, es cosa de locos, y tristemente muchos han comprado esa mentira y han preferido vivir una vida sin Él, han preferido morir sin recibir el mejor de todos los regalos: la salvación. Esta estrategia define muy bien a nuestro adversario, "porque es mentiroso y el padre de la mentira" (Juan 8:44 LBLA). Esta gran mentira ha hecho que muchos rechacen la salvación y que tengan varios conceptos acerca de quién es realmente Jesucristo, pero ¿es realmente el evangelio cosa de locos? No lo es, eso es lo que el enemigo desea que pienses, lo que realmente es el evangelio es PODER DE SALVACIÓN.
Mira lo que la Palabra dice acerca de este tema: "el mensaje de la muerte de Cristo en la cruz parece una tontería a los que van a la perdición; pero este mensaje es poder de Dios para los que vamos a la salvación" (1 Corintios 1:18 DH…

Incrédulo

¿Qué es la incredulidad? Según el DRAE, Diccionario de la Real Academia, es: uno, dificultad en creer algo y, dos, falta de fe. ¿Sabías que dentro de la iglesia de Cristo aún hay "creyentes" que no creen? Suena raro, ¿no? Pongo la palabra entre comillas no para juzgar ni para afirmar que no crean que Jesús es el Hijo de Dios; lo digo porque aún sus mentes no han sido renovadas y piensan que para Dios hay cosas imposibles.Mira este ejemplo, en el libro de Génesis, Sara no creyó que Dios podía dar a Abraham un hijo, el de la promesa. Sara había creído en Jehová Dios, pero no en lo que podía hacer, pues ya era vieja al igual que su esposo. Al conocer los pensamientos de Sara, el Señor le pregunta: "¿hay para Dios alguna cosa difícil?" (Génesis 18:14 RVR1960).
La Palabra nos enseña algo muy importante que debemos tener siempre presente, "no es posible agradar a Dios sin tener fe" (Hebreos 11:6 DHH), así que no podemos esperar que Dios actúe a nuestro favor si…

Regalo

¿Cuál ha sido el mejor regalo que te hayan dado? Al escucharla me remonto a las clases de inglés y a las veces que la hice a mis estudiantes, pero me hace reflexionar grandemente, ¿sabes? Porque sé que muchos se remontarán a su infancia y otros recordarán su juventud. Pero, realmente ¿cuál ha sido tu mejor regalo? Piénsalo otra vez, porque sé que muchos de esos regalos quizá ya hoy no existan. Hay muchas personas que desconocen que la salvación es el mejor de todos los regalos que puedas tener y, a diferencia de otros regalos, este es por la eternidad, nada lo puede corromper, no gasta. No obstante, lo que me entristece es que, como todo regalo, en nosotros está la posibilidad de aceptarlo o no y muchos deciden no aceptarlo.
¿Sabías que el amor es demostrativo? Sí, Dios nos ha demostrado de formas distintas cuánto nos ama. El Señor Jesús confrontó a sus discípulos al decirles, "si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos" (Juan 14:15 DHH).  ¿Sabías que, de la creación, t…

Huyendo

Hay muchas personas que aún, en la actualidad, creen que pueden huir de la presencia de Dios. ¿Las razones? Pueden ser diversas, desde estar enojado con Dios y no querer saber más de Él hasta lo que Dios me pide es sencillamente complicado. Sin importar cuál sea la razón, huir de la presencia de Dios es número uno, un acto de desobediencia y, número dos, una salida poco ortodoxa y cobarde a una situación incómoda. El Salmista lo sabía perfectamente al preguntarse: "¿adónde me iré de Tu Espíritu?, o ¿adónde huiré de Tu presencia?" (Salmos 139:7 NBLH). Es literalmente imposible huir de la presencia de Dios, pues uno de sus atributos es justamente la omnipresencia, o sea que Dios está en todas partes, entonces, ¿a dónde puedes ir sin que Él te vea?
Hay una historia de la cual podemos aprender mucho y es la del profeta Jonás, quien intentó, sin éxito, huir de la presencia de Dios. Observa lo que dice la Palabra: "y Jonás se levantó para huir de la presencia de Jehová a Tars…

Sellados

En la antigüedad, los pastores del pueblo de Israel ungían sus ovejas con el propósito de apartarlas y evitar así que los depredadores las atacaran. El aceite que les untaban las protegía, además, de los insectos, los cuales pueden llegar a ser bastante fastidiosos. Pero si te das cuenta, en ambos casos hablamos de protección. Ahora bien, piensa por un momento en el mundo espiritual, ¿sabías que el creyente es sellado con el Espíritu santo de Dios? Mira lo que dice la Palabra: "en Él también vosotros, habiendo oido la Palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en Él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa" (Efesios 1:13 RVR1960). Con este sello particular, en el mundo espiritual somos apartados y tenemos una protección especial.
Infortunadamente, muchos creyentes terminan por menospreciar este sello y apagan al Espíritu Santo con el que fueron sellados al momento de su conversión. Y, ¿de qué manera lo hacen? Porque no cultivan una v…

Revelación a ciegas

Comprender y aceptar quién es Jesús y lo que significa para nuestras vidas es cuestión de que nos sea revelado. No solo basta con un mero conocimiento o una repetición de algo que nos fue dicho, es necesario que el Espíritu Santo nos revele Su divinidad para entender que Él es el único camino que nos conduce a reconciliarnos con el Padre para obtener la vida eterna. Hubo un personaje bíblico que caminó con el Señor Jesús, pero quien infortunadamente, no logró ser salvo porque no sabía con quién caminaba, ese personaje fue Judas Iscariote. ¿Cuántos Judas existen actualmente? No hablo en términos de entregar al Señor, pero sí en términos de caminar con Él sin conocerle  y sin saber quién es. No obstante, habrá momentos en los que el mismo Señor Jesús revelará Su divinidad y esta será nuestra reacción, mira lo que dice la Palabra:
"Pero Jesús, sabiendo todas las cosas que le habían de sobrevenir, se adelantó y les dijo: ¿A quién buscáis? Le respondieron: A Jesús nazareno. Jesús les d…