Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2018

Firmes y constantes

Cuando empecé mi "birria" por las pesas, todos mis amigos de la cuadra estaban en lo mismo que yo, e improvisadamente, armamos un gimnasio en un plafón del patio de mi casa. Y todos los días en la mañana estábamos allí para entrenar y hacer nuestra respectiva rutina de ejercicios, así duramos varios días, y los días se hicieron meses, pero... no se hicieron años, ¿saben por qué? Porque no fuimos constantes. Y vi a muchos partir, cuando ya no tenían ganas de continuar sin ninguna razón. De la misma manera, lo veo en el evangelio. Muchos empiezan la carrera, pocos se quedan esperando llegar al final para obtener el gran premio (Mateo 22: 14). He querido ilustrar el devocional de hoy con esta historia porque la comparación es muy parecida con la carrera del evangelio. Mira lo que las Escrituras dicen al respecto:
"Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano (1 Corint…

Con todo me alegraré

Quizá lo más difícil por lo que atraviesa cualquier creyente, en algún momento de su vida, son las pruebas. En medio de la prueba es cuando Dios mira de dónde proviene nuestra fortaleza y sobre qué se encuentra fundamentada nuestra fe. En medio de esa prueba, casi siempre viene la tristeza, el desánimo y las ganas de querer "tirar lo toalla" y renunciar a todo lo que Dios nos ha entregado para volver atrás, para retroceder. No entiendo por qué la naturaleza del hombre en vez de ayudarnos a querer continuar con la carrera, nos invita siempre a retroceder, pero lo que sí sé es que a través de La Palabra, el mismo Dios también nos da la respuesta para cuando viene la crisis y para que sepamos cómo enfrentarla.
Mira lo que la Palabra nos enseña hoy: "con todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación. Jehová el Señor es mi fortaleza" (Habacuc 3: 18-19).
Hay tres cosas que quisiera rescatar de este pasaje. Primero, debemos entender algo muy puntu…

Tu único

Al leer la Palabra de Dios nos damos cuenta que hay muchas tipologías de Cristo en ella. La tipología bíblica es una teoría que dice que una persona, cosa o acontecimiento en el Antiguo Testamento AT) tiene un significado simbólico, presagiando una realidad manifiesta en el Nuevo Testamento (NT). Así que, después de la caída del hombre por la desobediencia de Adán, Jehová Dios pensó en un Plan de Redención para toda la humanidad, el cual restauraría todo aquello que pensó entregar a su más maravillosa creación. Y a través de las mismas Escrituras, nos iba mostrando en qué consistiría y cómo sería. Hoy quiero hablarte de una de esas tantas tipologías que hay en la Biblia, el sacrificio de Isaac.
Génesis 22:2 (RVR1960) dice, "y dijo: toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré". En este pasaje, Dios le da una orden a Abraham, sacrifica a tu hijo, y dice: TU ÚNICO. Un momento, …

El plan perfecto

El plan original de Dios para el hombre comprendía muchas cosas, entre ellas que el primer hombre viviera eternamente en el huerto del Edén. No obstante, esa vida eterna estaba sujeta a la obediencia y al cumplimiento de una orden: "Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: de todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás" (Génesis 2:16-17 RVR1960). Pero como el primer hombre era ciento por ciento inocente, no sabía lo que significaba esa muerte a la cual se refería Jehová Dios. Así que cuando Eva comió del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal y lo dio a comer a Adán, ambos desobedecieron ese principio establecido por Dios Padre. Desobedecer permitió la entrada del pecado y con la entrada del pecado la muerte, pero no instantáneamente, si no una muerte física. Aun así Adán, podemos comprobar que Adán vivió novecientos treinta años y, luego, murió (Génesis 5:5 RVR…

¿Qué puedo hacer?

En ocasiones sucede que algún amigo(a) se nos acerca y nos pide ayuda, muchas veces porque necesitan dinero, otras porque necesitan ayuda en cualquier otra área de sus vidas y, sucede con frecuencia que, no sabemos qué hacer frente a esta situación. Todo esto, me lleva a reflexionar en aquel pasaje bíblico en el que el Apóstol Pedro iba camino al templo y un paralítico le pide dinero, pero el Apóstol no tenía, ¿lo recuerdas? Si no tenía, ¿qué le dio entonces? La Palabra nos recuerda que en él había poder para echar fuera demonios, liberar al oprimido, etc. y eso fue exactamente lo que hizo, le dio lo que necesitaba: libertad. A un amigo no solo se le ayuda con dinero, hay otras formas espirituales de ayudarlo, mira lo que la Biblia nos enseña al respecto: "oren los unos por los otros, para que sean sanados. La oración ferviente de una persona justa tiene mucho poder y da resultados maravillosos" (Santiago 5:16 NTV).
La oración es una de  las armas espirituales más poderosas …

El único camino

En la antigüedad, la iglesia católica vendía la salvación de las almas a un precio elevado, por lo cual estaba solo al alcance de las personas pudientes. Y ¿qué pasaba con aquellas personas que no tenían con qué comprar su salvación? Pues irían al infierno, porque era un lujo costearse dicha salvación. Luego, después de un tiempo, la iglesia dijo que la salvación se obtenía a través de las obras y de lo que pudieras hacer aquí en la tierra y muchas religiones aún siguen enseñando esta vieja creencia y muchas personas siguen comprando este argumento como una gran verdad. No obstante, al leer las Escrituras aprendemos que la salvación es gratis para todo aquel que la quiera, pues cuando Cristo murió en la cruz, el pagó el rescate de todos, no hizo acepción de personas. Así que la salvación no se compra, no es por obras, sino por fe.
El evangelio de Juan muestra una faceta del Señor Jesús que no lo hacen los demás y es que muestra la naturaleza de Dios en Cristo Jesús. Cuando Moisés le d…

¿Dónde están?

¿Cuál era tu respuesta cuando tus padres te daban algo que les pedías? Creo que un GRACIAS era lo mínimo que podías hacer, ¿no es así? Pero también vemos la otra cara de la moneda y es cuando no somos agradecidos por las cosas que recibimos de otros. Piensa entonces por un momento, ¿cómo se sintieron tus padres cuando recibiste algo de su parte y no fuiste agradecido? ¿Cómo se sintieron otras personas con tu actitud? Y llegamos al evangelio, trayendo esa mala costumbre de ser desagradecidos y de no decir GRACIAS a Dios por todas las cosas buenas que hace a nuestro favor, una actitud que debe ser cambiada porque es contraria a lo que las Escrituras nos enseñan.
Mira lo que la Palabra dice al respecto de este tema: "den gracias a Dios por TODO, porque esto es lo que Él quiere de ustedes como creyentes en Cristo Jesús" (1 Tesalonicenses 5:18 DHH). Miremos, por ejemplo, los casos más sencillos por los que debemos ser agradecidos: al levantarnos, pues muchas personas se duermen y…

El ministerio de Jesús, parte 2

Continuamos con la segunda y última entrega de esta serie titulada El Ministerio de Jesús. Hoy desarrollaremos las tres últimas características de un ministerio que revolucionó e impactó al mundo como ningún otro, seguimos basándonos en Mateo4:23-24 RVR1960. 2. ENSEÑAR "Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, predicando el evangelio del Reino y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Al ver las multitudes tuvo compasión de ellas, porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: «a la verdad la mies es mucha, pero los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies” (Mateo 9:35-38 RVR1960). Nótese que el Señor Jesús no solo predicaba el mensaje, este iba acompañado de señales, es decir, había manifestación del poder sobrenatural del Reino, tal cual lo dice 1 Corintios 4:20 (LBLA), "porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en…

El ministerio de Jesús, parte 1

En estos días me tropecé con este texto, el cual me hizo reflexionar inmediatamente acerca del ministerio del Señor Jesús, pero también me llevó a cuestionar el papel de la iglesia en la actualidad: "Y recorrió Jesús toda Galilea, (1) enseñando en las sinagogas de ellos, (2) predicando el evangelio del Reino y (3) sanando toda enfermedad y (4) toda dolencia en el pueblo. Se difundió su fama por toda Siria, y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos, y los sanó" (Mateo 4:23-24 RVR1960). Después de leerlo llegué a esta conclusión, una opinión muy personal: a la iglesia de hoy le hace falta manifestación de poder. Algunos de nosotros hemos llegado a sentirnos cómodos asistiendo a un servicio y oyendo la Palabra de Dios. Pero nos hace falta demostrar que somos LA LUZ DEL MUNDO. Y mira cómo el Señor Jesús hace esta metáfora respecto a nosotros y la luz y su significado: "vosotr…

Esfuérzate, no temas

Hay momentos en la vida donde sentimos desfallecer o donde, sencillamente, las fuerzas no nos dan para tanto ni para continuar hacia adelante. Es en esos momentos de vulnerabilidad donde nos encontramos más propensos a los ataques del enemigo, porque muchos flaqueamos en lo físico y en lo espiritual también y cuando estamos débiles, espiritualmente hablando, abrimos una puerta, la cual puede ser utilizada por el diablo para hacer estragos en nuestras vidas. Pero buenos es Dios que sabe que no íbamos a estar exentos de este tipo de situaciones y, por ello, nos deja algo muy importante en Su Palabra: "Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas" (Josué 1:9 RVR1960).
Dios no solamente desea que nos esforcemos, sino que también demanda que seamos valientes, ¿por qué? ¿Sabes cómo se siente una persona en esos momentos de vulnerabilidad? La respuesta es sencilla: débil. Y esa es la puerta a…

El momento preciso

¿Alguna vez has sentido como si todo estuviera perdido, aún la esperanza? ¿Te sientes así en estos momentos? Entonces este mensaje es para ti. Muchas veces cuando tenemos grandes problemas y no vemos la salida, lo primero que creemos es que Dios nos ha abandonado, que se ha olvidado de nosotros, que ya no le importamos. Y debes tener mucho cuidado con esta clase de pensamientos, pues hay alguien a quien le interesa que pierdas toda esperanza y ese alguien es tu enemigo, el diablo. Pero no debemos perder la fe. Mira lo que la Palabra nos enseña, "y he aquí Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo" (Mateo 28:20 RVR1960) y por si te quedan dudas, dice hasta el fin del mundo. ¿Sabes? Hay una historia con la que te identificarás hoy.
Cuando el pueblo de Israel salía de Egipto, Faraón no quiso dar su brazo a torcer y se echó para atrás respecto a la petición que Jehová Dios le había hecho a través de Su siervo Moises: deja ir a mi pueblo. Cuando Faraón accede y…

Aprendiendo a esperar en Dios, parte 5

Hoy finalizamos esta serie de cinco devocionales bajo el título Aprendiendo A Esperar En Dios. Aquí está nuestra última entrega. Espero que estos cinco aspectos o lecciones hayan sido de mucha bendición para ustedes. ¿Qué otra lección podemos aprender de Génesis 15:1-6 - RVR1960)?
CUATRO: nunca dejes de creer que Dios hará su imposible posible. Como les decía al inicio de esta serie, las respuestas de Dios son: sí, no, y aún no estás preparado. A veces, el silencio de Dios es una de esas respuestas con las que tenemos que lidiar, y créeme no es fácil sentirse ignorado, pero la Palabra es fiel y Él también cuando dice "clama a Mí y Yo te responderé" (Jeremías 33:3), ahí está la certeza de que Jehová Dios escucha. En medio de ese silencio y de esa espera, lo que nunca debes llegar a pensar es que Dios no está operando o que no está haciendo nada, pues siempre tiene el control de todas las cosas, aún cuando parezca lo contrario, Él está preparando todo para que recibas tu bendic…

Aprendiendo a esperar en Dios, parte 4

Hoy continuamos con esta serie de cinco devocionales bajo el título Aprendiendo A Esperar En Dios. Esta nuestra es nuestra cuarta entrega, mañana espera la última lección. Creo firmemente que serán de gran bendición para sus vidas. ¿Qué otra lección podemos aprender de Génesis 15:1-6 - RVR1960)?
TRES: Dios no sólo te dará lo que le pidas, sino aún mas, el milagro que estás pidiendo será sobreabundante en tu vida. Mira lo que Jehová Dios le dijo a Abram: "y lo llevó fuera, y le dijo: mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: así será tu descendencia. Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia (Génesis 15:5-6 RVR1960). Abraham se acercó a Jehová Dios y le pidió un hijo solamente, y Dios le concedió esa bendición, pero aún mayor, porque Su propósito era que en Abraham serían BENDITAS TODAS LAS FAMILIAS DE LA TIERRA (Génesis 12:3). Pero, Dios no sólo le daría un hijo sino también una descendencia que jamás podría ser contada.
Hoy quiero decir…

Aprendiendo a esperar en Dios, parte 3

Seguimos con esta serie de cinco devocionales bajo el título Aprendiendo A Esperar En Dios. Esta es nuestra tercera entrega. Creo firmemente que serán de gran bendición para sus vidas. ¿Qué lecciones podemos aprender de Génesis 15:1-6 RVR1960?
DOS
Sin importar cuánto tiempo pase, Dios siempre cumplirá su promesa. 
Lo más difícil de esperar en Dios es que el hombre siempre querrá lo que le pide en su tiempo, y pocos estamos dispuestos a esperar el tiempo de Dios, por ejemplo: tomemos el caso de Sara, quien no supo esperar el tiempo de Dios para ver Su promesa cumplida, sino que pensó que al darle a su sierva Agar a su esposo, se estaría cumpliendo la promesa del primogénito de Abraham. Pero Sara no tuvo en cuenta una tremenda enseñanza de la Palabra: "bueno es Jehová a los que en Él esperan, al alma que le busca. Bueno es esperar en silencio la salvación de Jehová" (Lamentaciones 3:25-26 RVR1960).
Sé que puede llegar a ser difícil la espera, pero si te desesperas por ese “algo”, …

Aprendiendo a esperar en Dios, parte 2

Continuamos con esta serie de cuatro devocionales bajo el título Aprendiendo A Esperar En Dios. Esta es nuestra segunda entrega y espero que siga siendo de gran bendición para sus vidas. ¿Qué lecciones podemos aprender de Génesis 15:1-6 - RVR1960)? Hay cuatro lecciones que podemos aprender, aunque sé que el Espíritu Santo te puede revelar aún muchas más cosas: PRIMERO Podemos acercarnos a Dios y pedirle todo lo que queramos, siempre y cuando esté dentro de Su voluntad para nuestras vidas. Muchas veces cuando pedimos, pedimos cosas que no edificarán nuestras vidas. Otras veces, pedimos cosas que pueden separarnos de Dios, lo cual resulta no ser  Su plan. Dios no te dará nada que te haga separar de Él. Por ello, nuestros ojos deben estar puestos en el Padre de la bendición y no en la bendición, la misma Biblia nos enseña, "puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe" (Hebreos 12:2 RVA2015). No olvides que, la bendición se puede agotar, pero la fuente de donde prov…

Aprendiendo a esperar en Dios, Parte 1

Hoy empezamos una nueva serie de cuatro devocionales bajo el título Aprendiendo A Esperar En Dios. Esta es la primera entrega y sé que serán edificantes y de gran bendición. No es fácil aprender a esperar. Pienso que una de las virtudes más difíciles de aprender es esa. Recuerdo cuando venía la navidad y, por anticipado sabía qué recibiría de regalo, no iba a la cama a dormir, sino que me quedaba despierto hasta que fuera la hora de recibir regalos y conté quién sabe cuántas ovejas para no dejarme vencer por el sueño, pero esperar es algo difícil. Aún como creyentes, nos desesperamos por ver las promesas de Dios. De esa sensación hablaremos estos próximos días.
"Después de estas cosas vino Palabra de Jehová a Abram en visión, diciendo: no temas, Abram; Yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande. Y respondió Abram: Señor Jehová, ¿qué me darás, siendo así que ando sin hijo, y el mayordomo de mi casa es ese damasceno Eliecer?. Dijo también Abram: mira que no me has dado …

Excusas

Esta semana he recurrido a los adagios populares para plantear la introducción de las reflexiones, así que aquí les va otro: desde que se inventaron las excusas todo el mundo queda bien. El diccionario de la Real Academia de la lengua define la excusa como "pretexto que se invoca para eludir una obligación". Ahora bien, quizá te debas preguntar a qué hago referencia, ¿no es así? Al llamado, a eso hago referencia. ¿Cuántas excusas has utilizado para evadir tu llamado? ¿Cuánto tiempo más crees que puedes posponerlo?
En el libro de Lucas, el Señor Jesús le hace un llamado muy importante a alguien, pero esa persona pensaría que no estaba listo para atenderlo, mira lo que dice la Palabra: "Jesús le dijo a otro: —Sígueme. Pero él respondió: —Señor, déjame ir primero a enterrar a mi padre" (Lucas 9:59 DHH). Cuando creemos no estar listos para aceptar el llamado de parte de Dios, lo primero que hacemos es excusarnos para evadirlo. No sabemos cuál fue el final de este hombr…

Apariencias

Hay un adagio popular que reza, las apariencias engañan y es que, la naturaleza del hombre es fijarse inmediatamente en aquello que le llama la atención, sin tener en cuenta otros aspectos que, probablemente, suelen tener igual importancia, pero que obviamos por razones diversas. Por ejemplo, en el libro de Génesis, Lot se dejó seducir por la llanura que vieron sus ojos porque le "convenía" en cierta forma, pero lo que obvio era el hecho de que prácticamente estaba en Sodoma y Gomorra, tierra de pecado y de perdición. Como creyentes, debemos tener mucho cuidado con aquello que nuestros ojos naturales puedan ver, pues podría ser engañoso. Nuestra mirada debe estar puesta en lo que va más allá.
Mira lo que la Palabra de Dios dice respecto a este tema: "y Jehová respondió a Samuel: no mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el …

Locura

Una de las fortalezas más fuertes que el enemigo ha puesto en la mente de los hombres es hacerles creer que la existencia de en un ser supremo, Jehová Dios, es cosa de locos, y tristemente muchos han comprado esa mentira y han preferido vivir una vida sin Él, han preferido morir sin recibir el mejor de todos los regalos: la salvación. Esta estrategia define muy bien a nuestro adversario, "porque es mentiroso y el padre de la mentira" (Juan 8:44 LBLA). Esta gran mentira ha hecho que muchos rechacen la salvación y que tengan varios conceptos acerca de quién es realmente Jesucristo, pero ¿es realmente el evangelio cosa de locos? No lo es, eso es lo que el enemigo desea que pienses, lo que realmente es el evangelio es PODER DE SALVACIÓN.
Mira lo que la Palabra dice acerca de este tema: "el mensaje de la muerte de Cristo en la cruz parece una tontería a los que van a la perdición; pero este mensaje es poder de Dios para los que vamos a la salvación" (1 Corintios 1:18 DH…

Incrédulo

¿Qué es la incredulidad? Según el DRAE, Diccionario de la Real Academia, es: uno, dificultad en creer algo y, dos, falta de fe. ¿Sabías que dentro de la iglesia de Cristo aún hay "creyentes" que no creen? Suena raro, ¿no? Pongo la palabra entre comillas no para juzgar ni para afirmar que no crean que Jesús es el Hijo de Dios; lo digo porque aún sus mentes no han sido renovadas y piensan que para Dios hay cosas imposibles.Mira este ejemplo, en el libro de Génesis, Sara no creyó que Dios podía dar a Abraham un hijo, el de la promesa. Sara había creído en Jehová Dios, pero no en lo que podía hacer, pues ya era vieja al igual que su esposo. Al conocer los pensamientos de Sara, el Señor le pregunta: "¿hay para Dios alguna cosa difícil?" (Génesis 18:14 RVR1960).
La Palabra nos enseña algo muy importante que debemos tener siempre presente, "no es posible agradar a Dios sin tener fe" (Hebreos 11:6 DHH), así que no podemos esperar que Dios actúe a nuestro favor si…

Regalo

¿Cuál ha sido el mejor regalo que te hayan dado? Al escucharla me remonto a las clases de inglés y a las veces que la hice a mis estudiantes, pero me hace reflexionar grandemente, ¿sabes? Porque sé que muchos se remontarán a su infancia y otros recordarán su juventud. Pero, realmente ¿cuál ha sido tu mejor regalo? Piénsalo otra vez, porque sé que muchos de esos regalos quizá ya hoy no existan. Hay muchas personas que desconocen que la salvación es el mejor de todos los regalos que puedas tener y, a diferencia de otros regalos, este es por la eternidad, nada lo puede corromper, no gasta. No obstante, lo que me entristece es que, como todo regalo, en nosotros está la posibilidad de aceptarlo o no y muchos deciden no aceptarlo.
¿Sabías que el amor es demostrativo? Sí, Dios nos ha demostrado de formas distintas cuánto nos ama. El Señor Jesús confrontó a sus discípulos al decirles, "si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos" (Juan 14:15 DHH).  ¿Sabías que, de la creación, t…

Huyendo

Hay muchas personas que aún, en la actualidad, creen que pueden huir de la presencia de Dios. ¿Las razones? Pueden ser diversas, desde estar enojado con Dios y no querer saber más de Él hasta lo que Dios me pide es sencillamente complicado. Sin importar cuál sea la razón, huir de la presencia de Dios es número uno, un acto de desobediencia y, número dos, una salida poco ortodoxa y cobarde a una situación incómoda. El Salmista lo sabía perfectamente al preguntarse: "¿adónde me iré de Tu Espíritu?, o ¿adónde huiré de Tu presencia?" (Salmos 139:7 NBLH). Es literalmente imposible huir de la presencia de Dios, pues uno de sus atributos es justamente la omnipresencia, o sea que Dios está en todas partes, entonces, ¿a dónde puedes ir sin que Él te vea?
Hay una historia de la cual podemos aprender mucho y es la del profeta Jonás, quien intentó, sin éxito, huir de la presencia de Dios. Observa lo que dice la Palabra: "y Jonás se levantó para huir de la presencia de Jehová a Tars…

Sellados

En la antigüedad, los pastores del pueblo de Israel ungían sus ovejas con el propósito de apartarlas y evitar así que los depredadores las atacaran. El aceite que les untaban las protegía, además, de los insectos, los cuales pueden llegar a ser bastante fastidiosos. Pero si te das cuenta, en ambos casos hablamos de protección. Ahora bien, piensa por un momento en el mundo espiritual, ¿sabías que el creyente es sellado con el Espíritu santo de Dios? Mira lo que dice la Palabra: "en Él también vosotros, habiendo oido la Palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en Él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa" (Efesios 1:13 RVR1960). Con este sello particular, en el mundo espiritual somos apartados y tenemos una protección especial.
Infortunadamente, muchos creyentes terminan por menospreciar este sello y apagan al Espíritu Santo con el que fueron sellados al momento de su conversión. Y, ¿de qué manera lo hacen? Porque no cultivan una v…

Revelación a ciegas

Comprender y aceptar quién es Jesús y lo que significa para nuestras vidas es cuestión de que nos sea revelado. No solo basta con un mero conocimiento o una repetición de algo que nos fue dicho, es necesario que el Espíritu Santo nos revele Su divinidad para entender que Él es el único camino que nos conduce a reconciliarnos con el Padre para obtener la vida eterna. Hubo un personaje bíblico que caminó con el Señor Jesús, pero quien infortunadamente, no logró ser salvo porque no sabía con quién caminaba, ese personaje fue Judas Iscariote. ¿Cuántos Judas existen actualmente? No hablo en términos de entregar al Señor, pero sí en términos de caminar con Él sin conocerle  y sin saber quién es. No obstante, habrá momentos en los que el mismo Señor Jesús revelará Su divinidad y esta será nuestra reacción, mira lo que dice la Palabra:
"Pero Jesús, sabiendo todas las cosas que le habían de sobrevenir, se adelantó y les dijo: ¿A quién buscáis? Le respondieron: A Jesús nazareno. Jesús les d…

¿Por qué es buena la tribulación?

Quizá al leer el título de esta reflexión, te preguntes qué de bueno hay en la tribulación, porque cuando pasamos por ella lo único que visualizamos en lo natural es un inmenso desierto que no sabemos cómo atravesar. Pero en lo sobrenatural hay mucho que el Señor desea darte y mucho qué tratar contigo. Cuando Israel salió de Egipto tuvo que soportar las inclementes condiciones climatológicas propias del desierto, el Señor hizo algo sobrenatural y les protegió todo el tiempo, Josué 1:5 - RVR1960 dice, "estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé", ¿qué te hace pensar que en medio de tu desierto Él no estará contigo? Así como estuvo con Israel en el desierto, asimismo estará contigo en esta prueba o tribulación o como quieras llamarle. Hay cuatro cosas que solo podrás experimentar durante y después de la tribulación, lo que quiere decir que el primer requisito para acceder a ellas es: atravesar el desierto. Mira lo que dice la Palabra de Dios en 1 Pedro 5:10 - RVR1960: &q…