Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2014

La pesca milagrosa, parte 2

Ayer empezábamos una serie de tres devocionales bajo el título La Pesca Milagrosa. Ayer compartimos los dos primeros aspectos los cuales fueron: siempre habrá necesidad de oír la Palabra de Dios y la mies está lista y los obreros son pocos. Hoy avanzaremos estudiando dos aspectos más.


La Palabra se encuentra en: Lucas 5:1-11 Aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre Él para oír la palabra de Dios. 2 Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes. 3 Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud. 4 Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. 5 Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red. 6 Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de…

La pesca milagrosa, parte 1

A partir de hoy, estaré compartiendo con ustedes una serie de tres devocionales que el Señor me ha regalado y que llevan por título La Pesca Milagrosa.

La palabra de hoy se encuentra en: Lucas 5:1-11 Aconteció que estando Jesús junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre Él para oír la palabra de Dios. 2 Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes. 3 Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud. 4 Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. 5 Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red. 6 Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. 7 Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarl…

Hoy muero a lo terrenal

Por experiencia sé que hay cosas que nos cuesta dejar a un lado para caminar con Jesús. Cosas de nuestra vida pasada que nos retrasan en la carrera para ser formados espiritualmente y hacer la obra del Padre en la tierra. Cuando empecé firmemente en el Señor, conservaba toda clase de música secular en mi computador y, de vez en cuando escuchaba estos temas, las cuales producían en mí toda clase de emociones, traían toda clase de recuerdos a mi memoria, pero pensaba que no dañaban mi comunión con Dios y sí lo hacían. Después de casi un año supe que esta clase de música me hacía ir en contra de cosas espirituales. Hasta que dije no más y la borré de mi computador y me metí de lleno a escuchar solamente canciones de artistas consagrados a una vida recta delante de los ojos del Señor. Después de tantas cosas, pude discernir en mi Espíritu que la música era retraso para mi vida espiritual.
También tengo el testimonio de mi amada esposa, claro está, a ella le tomó mucho menos tiempo decidir…

Hijos de la luz

La Palabra del día de hoy se encuentra en: Génesis 1: 2-4
2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu Santo de Dios se movía sobre la faz de las aguas. 3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue hecha la luz. 4 Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas.


Quizá ya habías pasado por este texto muchas veces, ¿no es así? Sin embargo, en esta mañana Dios quiere decirte algo diferente. Hay tres puntos claves en este devocional que deseo compartir contigo:

1. El primer punto es que nuestra vida antes de Jesús está vacía y en desorden.  El verso empieza hablando de la tierra y dice: Y la tierra estaba desordenada y vacía, bien esa tierra de la cual habla el verso somos tú y yo. Con el evangelio, Jesús desea plantar una semilla en nuestros corazones, por eso la parábola del sembrador (Mateo 13: 1-9) y esa semilla es justamente la Palabra de vida. Antes que el Señor Jesús more en ti, tu vida estará en un estado de deso…

El poder de la obediencia a Dios

Cuando empezaba el 2011, le prometí a Dios ser fiel y obediente con sus cosas. Le prometí otras más que son producto de esa fidelidad y de esa obediencia y el Señor me bendijo tremendamente, me dio más de lo que esperaba porque me comprometí con Él y Él conmigo. Y es que cuando nos comprometemos con Dios todas las cosas cambian, se tiene la certeza de que hay un respaldo divino. El Señor me ha respaldado en muchas decisiones y proyectos.
La Palabra de hoy se encuentra en:
Génesis 12: 1-2
1 Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. 2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.

En La Biblia hay muchos personajes obedientes y fieles a Dios y, entre ellos, debemos mecionar el nombre de Abram. Este siervo del Señor siempre escuchó Su voz, estuvo atento en todo momento y fue diligente, es decir hacía lo que se le pedía sin cuestionar. Esa misma actitud hizo que…

¿Qué clase de tierra eres?

La palabra para compartir hoy se encuentra en:  Mateo 13: 1-9
"Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar. Y se le juntó mucha: y entrando Él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa. Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar. Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino y vinieron las aves y la comieron. Parte cayó en los pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raiz, se secó. Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron. Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno. El que tiene oídos para oir, oiga".


Cuando Jesús enseñaba, lo hacía a través de parábolas. Una parábola es un relato corto de la vida diaria que Jesús usaba para describir el Reino de Dios a las personas cuyos corazones estaban dispuestos a …

¿Cuál es tu prioridad número uno?

Para mucha gente su prioridad número uno es trabajar duro para suplir todas las necesidades de su familia. Para otros, el novio o la novia, quizá para ti tu prioridad número uno son las amistades, las fiestas los fines de semana. ¿Sabes algo? Todas “esas prioridades” son excusas que el enemigo ha puesto en frente de ti para que te distraigas y dejes de buscar a Dios, y es así como él logra que cada día te alejes más de la(s) promesa(s) que Jehová te dio. No importa cuánto tiempo dure esa estrategia del enemigo, si Dios emepezó contigo algo, Él lo perfeccionará y lo terminará sin importar lo que se interponga en el camino.
Nuestra gran preocupación siempre es lo que necesitamos, sin embargo la Palabra nos enseña en Lucas 12:29 que, no debemos preocuparnos por las cosas que necesitamos porque nuestro Padre sabe de qué tenemos necesidad. Tu prioridad no debe ser el trabajar duro para poner pan en la mesa de tu casa. Tampoco tu relación sentimental, ni el trabajo ni tus amigos. Tu priorida…

Despójate del viejo hombre

Hoy el Señor me ha regalado una Palabra que sé les hablará a sus vidas y les va a edificar tremendamente a nivel espiritual. Por si no lo has notado, Dios tienen un propósito bien grande contigo para este 2014 y Su deseo es levantar a Su pueblo en victoria para prepararles para lo que viene, además también desea restaurar y reedificar todo aquello que Satanás creyó haber destruído. 
La Palabra de hoy está en:
Efesios 4: 22 - 24
22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,  23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente,  24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

Hay tres cosas que Dios quiere decirte hoy con esta palabra:
Primero, de modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas (2 Corintios 5: 17). A muchos Cristianos se les olvida que son nuevas criaturas y les cuesta mucho trabajo despojarse del vie…

Me levanto en victoria

En ocasiones tratamos de inventar excusas tratando de responder por qué no buscamos de Dios. Y tenemos amigos que, insistentemente, intentan "vendernos" la idea de que existe un Dios Todopoderoso quien envió a Su único hijo a morir en la cruz por el perdón de nuestros pecados para darnos vida eterna y ésto sencillamente no funciona. La verdad es que nos cuesta buscar de Dios, excepto en aquellas situaciones donde realmente llegamos a tocar fondo y la única salida se llama el evangelio. Es decir, vivimos en un letargo espiritual crónico y no queremos saber nada de Dios, ni estamos interesados en ir a la iglesia para congregarnos, sólo nos interesa pasarla bien con los amigos, la rumba, el aquí y ahora.
Otra situación diferente la viven aquellas personas a quienes Dios les ha hablado e intentan volverse los sordos del paseo. Saben que la voz de su pastor les habla directamente e intentan desviarse por otros caminos y se esconden en los lugares más recónditos, esperando no ser …