Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2017

Muriendo a lo terrenal

Por experiencia sé que hay cosas que nos cuesta dejar a un lado para caminar con Jesús, cosas de nuestra vida pasada que nos estorban en la carrera para ser formados espiritualmente y hacer la obra. Cuando empecé firmemente en el Señor, conservaba toda clase de música secular en mi computador y, de vez en cuando escuchaba esos temas, los cuales producían en mí toda clase de emociones, traían toda clase de recuerdos, pero pensaba que no dañaban mi comunión con Dios y sí lo hacían. Después de casi un año supe que esta clase de música me hacía ir en contra de las cosas espirituales. Hasta que dije no más y la eliminé para meterme de lleno a escuchar solamente canciones a alabar al Señor. Después de tantas cosas, pude discernir en mi Espíritu que la música era retraso para mi vida espiritual. También tengo el testimonio de mi amada esposa, claro está, a ella le tomó mucho menos tiempo decidirlo. Pero cuando empezamos nuestra relación de noviazgo, ella había tomado toda su música secular y…

No tengo tiempo

Al escuchar a varios de mis amigos hablar, me doy cuenta que entre todos nosotros, pues yo también me incluyo, existe un común denominador: tengo muchas cosas por hacer, no tengo tiempo para nada más, quisiera que mi día tuviera 30 horas. Y pareciera que el enemigo nos ganara la batalla con el tiempo, ese que muchas queremos alargar para unas cosas, pero acortar para otras. Y es que ya el enemigo ha cambiado la estrategia, ahora es ocuparnos en muchas cosas para que no le dediquemos tiempo a lo esencial: intimidad con el Señor.
¿Sabes qué dice la Palabra al respecto? Me puse a leer todas las traducciones que hay disponibles en español y esta es la que más se acomoda a lo que quiero decirte en este día: "en esta vida todo tiene su momento; hay un tiempo para todo" (Eclesiastés 1:1 TLA). Wow, esta Palabra sí que tiene mucho poder y derrumba todo argumento que el enemigo quiera poner en nuestras mentes; yo me incluyo en este grupo, pues últimamente me he visto afectado por esta…

Se había apartado

Últimamente, a mi esposa el Señor le ha hablado de pecado oculto, de traer a la luz todo aquello que retrasa el tiempo y el propósito de Dios. Y es que sabemos que muchos "creyentes" han consentido con el pecado y se han habituado a una doble vida cristiana: yendo a la iglesia para congregarse, pero sumidos en actitudes pecaminosas que no agradan al Señor. Hay un caso bíblico de una vida pecaminosa y de servicio a Dios que me llama profundamente la atención y es la historia de Sansón, y justamente ayer a mis hijas les enseñaban en la escuela dominical la historia de este juez del pueblo de Israel.  Mira lo que dice la Biblia al respecto del caso de pecado de Sansón: "y le dijo: ¡Sansón, los filisteos sobre ti! Y luego que despertó él de su sueño, se dijo: esta vez saldré como las otras y me escaparé. Pero él no sabía que Jehová ya se había apartado de él" (Jueces 16:20 RVR1960). Sansón tuvo un llamado y un propósito tremendo en el Señor. Desde pequeño, había sido co…

Un alma

A veces, como creyentes, olvidamos cuán importante es un alma para el Señor y es por ello que no cumplimos con la ley y nos volvemos desobedientes, pues una de las órdenes que tenemos de parte del Señor Jesús es justamente "id y haced discípulos" (Mateo 28:19 RVR1960). Y es que mientras no cumplamos con este mandato, todo lo que es profético de la Biblia no tendrá cumplimiento, porque la venida del Señor Jesús estará más cerca cuando todos hayan escuchado el mensaje de salvación, porque ese es Su propósito. Todo esto me lleva a reflexionar y a recordar algo que nos enseña el Apóstol Pablo: "porque si predico el evangelio, no tengo nada de qué gloriarme, pues estoy bajo el deber de hacerlo; pues ¡ay de mí si no predico el evangelio!" (1 Corintios 9:16 LBLA).
Mira qué tan importante es un alma para el Señor: "un ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: Levántate y ve hacia el sur, por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto.Entonces él …