Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2019

Contaminarse

De las cosas que preocupan a un cristiano es cómo hace para vivir en este mundo y a la vez guardarse para Dios. Son dos cosas con las que tenemos que lidiar a diario. Para algunas personas es como si viviéramos una vida secular y otra como cristianos, cuando en realidad vivimos una sola vida. No se trata de ponerse un disfraz en el que en un momento eres cristiano y después te pones el de un ser humano cualquiera. Mira lo que sucedió con Daniel, "y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse. Y puso Dios a Daniel en gracia y en buena voluntad con el jefe de los eunucos" (Daniel 1:8-9).
Cuando Nabuconodosor invade Judá, solicita jóvenes del linaje de Isarel para ser preparados para su servicio. Su imperio, Babilonia, era cononocido por la idolatría, el desenfreno y la decadencia moral. Daniel sabía a dónde iba, a un lugar en el que la…

Dar

¿A cuántos de nosotros nos gusta recibir? A todos, ¿no es así? Y es que se siente bien cuando recibimos que quisiéramos cumplir años todos los días para que nos den algo. Pero, ¿a cuántos de nosotros nos gusta dar? Esa es una mejor pregunta, ya que por naturaleza, al ser humano le cuesta dar. ¿Recuerdan al joven rico que quería obtener la vida eterna? A él le fue muy difícil despojarse de lo suyo para darlo a alguien más, pero qué nos enseña la Palabra de Dios a la luz de este tema tan difícil: "En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: mas bienaventurado es dar que recibir" (Hechos 20:35 RVR1960).
El primer aspecto que me llama la atención es AYUDAR A LOS NECESITADOS. Quiere decir que, siempre habrá personas que necesiten de tu ayuda y es fácil identificarlas: alguien que necesita oración se te acerca y te cuenta un problema; estás comiendo un pan y un mendigo se te acerca y te pide algo …

Ataque

De las cosas más atacadas por el enemigo, la familia y más si son creyentes, porque sabe perfectamente que, si logra desestabilizar ese núcleo, muchos miembros se perderán, entrará raíz de iniquidad a tu casa y así habrá logrado ganar una batalla más. En el libro de Génesis, vemos cómo el enemigo no atacó solamente a la mujer o al hombre, sino lo que ellos representaban: la familia. Dice la Palabra en Génesis 3:1 RVR1960, “pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: no comáis de todo árbol del huerto?” El objetivo del diablo no era destruir al hombre, era acabar algo que Dios había establecido en el Edén, es por ello que, buscará sin cesar destruir tu familia.
Veamos, pues, cómo el enemigo puede entrar a tu casa y qué puedes hacer para contrarrestar sus ataques. Lo primero que debes entender es que el enemigo es astuto. Según el diccionario de la Real Academia, alguien astuto es “háb…

Eficaz

¿Cuántas veces hemos levantado un clamor fuerte esperando recibir respuesta, pero nada sucede? Muchas veces nos hemos quedado en el intento de la oración esperando respuesta, pero nada acontece. ¿Por qué no es eficaz mi oración? Quizá en el agún momento de tu vida ministerial pasaste por una circunstancia como esta, ¿no es sí? Pues hoy quiero hablarte de la oración eficaz y hay un pasaje bíblico que nos habla sobre ella y me estremece, en gran manera, cada vez que paso por él y está en 2 Reyes 20:1-3 (RVR1960), "en aquellos días Ezequías cayó enfermo de muerte. Y vino a Ezequías el profeta Isaías, hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás. Entonces él volvió su rostro a la pared, y oró a Jehová y dijo: te ruego, oh Jehová, te ruego que hagas memoria de que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho las cosas que te agradan. Y lloró Ezequías con gran lloro"
Podemos ver en este pasaje que al enfermar Ez…

Actitud

¿Alguna vez te has encontrado a una persona que todo lo que hace lo hace por interés? O, ¿qué tal aquella otra que hace las cosas a regañadientes? En ambos casos, son actitudes incorrectas, aún para los que nos hacemos llamar discípulos del Señor, pues si algo debemos tener claro es que una razón por la que estamos en este mundo es porque debemos servir y el servicio no es solo para Dios, sino que lo es también para los hombres. ¿Sabes que aún en este aspecto la Palabra nos enseña cómo debemos hacer las cosas? Mira lo que dice en Colosenses 3:23-24 RVR1960, "y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que de el Señor recibiréis la herencia, porque a Cristo el Señor servís". Confrontador, ¿no es cierto?
Y es que toda la Palabra es confrontadora, pues nos exhorta a actuar de la manera correcta y nos ayuda, como dice el Apóstol Pablo, a estar enteramente preparados para toda buena obra. Pero regresando al verso anterior en Colosen…

Para No Oír

Muchas personas, creyentes y no creyentes, en alguna ocasión de sus vidas, sienten como si Dios no les escuchara, pues oran y no reciben respuesta y se frustran tratando de comprender por qué sus oraciones no son escuchadas. Cuando estas cosas suceden, debemos comenzar analizarnos para ver cómo está nuestra relación con Dios y a lo mejor, nos pasa como Sansón, que no sabía que Dios se había alejado de él por causa de su pecado. Y este tema es tal vez, uno de los menos hablado en las iglesias hoy día, porque el hombre teme ser rechazado por hablar sobre el pecado buscando la aprobación del mismo hombre y no buscando agradar a Dios. Precisamente, enseñando sobre el pecado en una lección del curso de Discipulado en la iglesia a la cual me congrego, me encontré con un pasaje confrontador: "pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír" (Isaías 59:2 RVR1960).
Vayamos por parte en e…

Por Su nombre

En estos días recibí un mensaje de whatsapp con las características propias de una cadena. Este decía que alrededor de 200 misioneros cristianos iban a ser asesinados y que alrededor de 20 iglesias iban a ser incendiadas en la India, el pedido del mensaje era claro: cadena de oración por esos obreros. Y es que eso es lo que la Biblia nos enseñan como hijos de Dios, ¿no es así? "orad unos por otros" (Santiago 5:16 RVR1960). Pero al leer el mensaje, recordé un pasaje de las Escrituras que me hizo reflexionar sobre estas y otras cosas más. Dice la Palabra en Hechos 9:16 RVR1960, "porque Yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por Mi nombre".
El padecimiento y la persecución, entre otras, son y siempre serán una constante en la vida de aquel que ha creído en el Señor Jesús y es Su discípulo. De no haber sido por la persecución que experimentaron el Apóstol Pedro y los demás discípulos, la iglesia primitiva quizá no se hubiera propagado de la manera cómo lo hizo, t…

Desfallecer

¿Alguna vez has pensado qué cosas son comúnes en los momentos de desánimo? Hagamos un pequeño listado: el miedo, la incertidumbre, el desfallecer, la desesperanza, entre otras. No obstante, la lista puede ser más larga, ¿no es así? Algo que sí te puede decir, con toda seguridad es que, cuando nos desanimamos también sentimos desfallecer y es como si todas nuestras fuerzas llegaran a su final y ya no podemos seguir hacia adelante. Sin embargo, bueno es Dios que nos promete en Su Palabra: "no temas, porque Yo estoy contigo; no te desalientes, porque Yo soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, sí, te sostendré con la diestra de Mi justicia" (Isaías 41:10 LBLA).
Al leer este verso bíblico nos damos cuenta de algo bien puntual y es que, pareciera que el Señor se anticipara a lo que nos sucederá y ¿sabes por qué? Porque uno de Sus atributos es que Él es omnisciente, o sea que lo sabe y conoce todo. Cuando vengan esos momentos de miedo y de desánimo, recuerde que Jehová …

Guardarás

De las cosas más difíciles del caminar con Cristo es hacer TODO lo que la Biblia nos dice. Para muchos se ha convertido, a conveniencia, en un "esto sí lo hago, pero aquello no" y es porque: número uno, en su corazón aún hay rebeldía y usted no puede afirmar que ama a Dios si no vive de acuerdo a Su palabra. Y número dos, porque aún tiene un pie en el mundo y otro en el Reino de los Cielos. Mira lo que nos dice la Palabra de Dios respecto a este tema, "amarás pues a Jehová tu Dios y guardarás Sus ordenanzas, Sus estatutos, Sus decretos y Sus mandamientos TODOS LOS DÍAS" (Deuteronomio 11:1 RVR1960).
La Biblia es clara y nos pide hacer algo como verdaderos hijos de Dios: guardar lo que el Señor nos dice. A propósito de esta palabra (guardar), hay dos acepciones en griego que me llaman profundamente la atención y que nos sirven para entender mejor este pasaje: tereo, un verbo en modo imperativo, que indica una observancia de corazón interior y exteriormente, y efulaxam…

Condición

Es triste ver cómo en la iglesia de hoy, muchas personas se encuentran en una condición de parálisis espiritual, gente con años en el evangelio sin frutos, discipulos y con una vida carente de servicio a Dios. Este tipo de personas sienten una profunda tristeza y una gran frustración, porque sienten que sus vidas están estancadas, pero ¿qué les llevó, en primer lugar, a estar en esa condición? Hay armas que debemos usar constantemente, porque si las dejamos de usar afectarán nuestra vida espiritual negativamente. En el evangelio de Lucas 5:5-7 (RVR1960), nos enseña la Palabra del Señor que "había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano? Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo". La condición del paralítico de Betesda da mucha tristeza, ya que lleva…