Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2016

¿Cómo te fue este año?

Estamos llegando al fin de otro año más y nos quedan preguntas como estas en el aire: ¿qué dejé de hacer que me propuse para el 2016? ¿Alcancé todas las metas espirituales que me propuse para este año?. Con el fin de año viene, además, una mirada retrospectiva en la que debemos analizar y evaluar qué tal nos fue para ver la magnitud de lo que alcanzamos o lo que dejamos de alcanzar. Con esto quiero decir que, cada año hacemos un listado de cosas que deseamos hacer o alcanzar en todas las áreas de nuestras vidas, incluyendo las espirituales. Ahora bien, déjame hacerte dos preguntas: ¿qué tal te fue este año con tus metas? Después de esa mirada retrospectiva, ¿pasaste el año o sencillamente te rajaste?. Es muy sencillo empezar un nuevo año determinando hacer muchas cosas, algunas alcanzables, otras no tanto, pero la idea es trasarse metas y buscar la forma de ser cada vez mejor, de crecer, ¿verdad?. Pero, ¿qué nos enseña la Palabra de Dios respecto a este tema de trasarse metas? Veamos…

Retroceder Nunca

Para muchos creyentes es bien difícil mantener su fe intacta. Y es que no es mentira, es cierto: la fe es probada (1 Pedro 1:7 - RVR1960), necesita ser probada. Solo bajo circunstancias adversas es que sabemos de qué estamos hechos, ¿no es así?. No obstante, hay creyentes que cuando su fe está siendo probada es cuando deciden retroceder y retroceden para mal porque regresan al mismo lugar de donde el Señor les sacó. ¿Será que el retroceder es una opción en la carrera del evangelio? ¿Hay alguna otra opción distinta a la de retroceder? ¿Qué debo hacer cuando estoy a punto de retroceder?. Veamos qué dice la Palabra de Dios al respecto: "Pero nosotros NO SOMOS DE LOS QUE RETROCEDEN para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma" (Hebreos 10: 39 - RVR1960). Hay dos cosas de las que la Biblia nos enseña en esta mañana. Número uno, NO SOMOS DE LOS QUE RETROCEDEN. Cuando la Palabra nos dice esto, también nos quiere decir que la derrota no es de los hijos de Dio…

Tu Mejor Regalo

Ahora que la navidad se acerca, recuerdo cuando pensaba qué quería de regalo. Y cuando eres niño, la cabeza, literalmente, te da vueltas pensando qué pedir. La TV está llena de anuncios publicitarios de regalos tanto para niños como para niñas y no sabe qué escoger. Las tiendas atiborradas de regalos y en ocasiones tampoco sabía qué pedir. A lo último, cualquier regalo era bueno, total era pasar navidad con regalo a bordo. En estos días alguien decía algo muy cierto: LA NAVIDAD SE TRATA DE JESÚS. La navidad no se trata de un regalo que puedas recibir en esta época, la navidad es mucho más que eso. Y con esto no estoy diciendo que Jesús haya nacido en este mes de diciembre, no, para nada. Pero es una forma de la iglesia celebrar el nacimiento del ser más maravilloso que haya caminado sobre esta tierra. La Palabra dice: "en esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por Él" (1 Juan 4:9 - RVR1960). Jesús e…

Volviendo a casa

Hay muchas circunstancias que hacen que nos separemos de la presencia de Dios. El pecado es una de las principales, pues cuando pecamos esa comunicación con el Padre se rompe en inmediatamente. Es así como entristecemos al Espíritu Santo que mora en nosotros. Otra razón que incide para apartarnos de la presencia del Todopoderoso son las pruebas. Hay muchos creyentes que, en medio de la prueba, lo dejan todo tirado y se alejan... Perdiendo de esa manera todo lo que habían logrado construir al lado de Dios. Tiran por la borda tantos esfuerzos y sacrificios, ¿no es así? Pero cuando nos alejamos de la presencia de Jehová, nos cuesta mucho volver a recuperar aquello que, con tanto esfuerzo, habíamos logrado. La Biblia nos habla de la parábola del hijo pródigo y del recibimiento que hizo el padre cuando el hijo regresa a casa. Hoy deseo compartir con ustedes una hermosa enseñanza, vayamos a: Lucas 15:18 - RVR1960, "Me levantaré e iré a mi padre; y le diré: Padre, he pecado contra el ci…

Alejados del pecado

Es triste saber que hay personas que, aún conociendo el gran sacrificio que Cristo hizo en la cruz, siguen empeñadas en vivir una vida que no agrada a Jehová Dios. El objetivo de Cristo al morir en la cruz era vencer al pecado y darnos la libertad para no seguir siendo ni presas ni esclavos del mismo, sino, por el contrario, sacarnos de aquellos caminos de muerte para darnos vida eterna.  Cuando somos llamados hijos de Dios es porque hemos creído en el Señor Jesús como nuestro único y suficiente Salvador,  pero si pecamos, la cosa está grave, pues sabemos que debemos alejarnos del pecado, y empezar a vivir como Él mientras estuvo en la tierra. El Señor Jesús vivió una vida libre de pecado y Él ha sido el gran ejemplo para el hombre. Cristo tuvo una vida intachable, sin manchas, y pudiendo haber pecado no lo hizo porque quería demostrarnos que sí se podía vivir una vida en santidad, apartados del pecado.
Mira lo que dice la Palabra de Dios respecto a este tema:
"Sabemos que todo aq…

Ocasiones de caer

Cuando medito, me pregunto, ¿por qué caen los cristianos? ¿A qué se debe la caída? ¿Por qué una persona que está firme cae?. Y es que últimamente, he visto cómo personas allegadas a mí han caído víctimas de las acechanzas del enemigo y es cuando más recapacito en aquel pasaje que dice "para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones" (2 Corintios 2:11 - RVR1960). Quizá una razón, en este sinnúmero de posibles razones, es que al caer se ignora que el diablo desea verte caído y destruido, desea verte en el mismo fango de donde un día te sacó Jehová Dios. Sin importar la razón, el creyente siempre debe siempre recordar lo que nos enseña la Palabra de Dios, esa advertencia de Juan 10:10, "el ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir". Y en ese mismo orden de ideas es que empieza su trabajo. Inicialmente, el enemigo te roba la Palabra que ha sido sembrada en tu corazón y junto con ella la fe. Y el segundo paso es es…

¿En quién confías en medio de la prueba?

La prueba es, quizá, la manera más dura que Dios utiliza para determinar de qué estamos hechos, dicho en otras palabras si somos débiles o fuertes, espiritualmente hablando. En medio de ellas y a través de ellas muchas cosas son las que quedan en evidencia. Probablemente nos gusta ir al culto, orar y servirle al Señor, pero la verdad es que todos desearíamos tener un evangelio fácil. No queremos pasar por las pruebas, queremos que todo sea color de rosa. Sin embrago, la prueba es necesaria, pues es la forma en la que Dios podrá moldear nuestro carácter. Además, en medio de la prueba Dios tratará algo contigo y te preparará para ser promovido a otro estado espiritual de mayor exigencia. Una de las pruebas que más me llama la atención fue aquella por la que tuvo que atravesar Daniel en el foso de los leones. ¿Cuántos de nosotros no hubiéramos "tirado la toalla" al ser arrojados a ese foso? ¿Cuántos no hubiéramos perdido la esperanza de golpe? ¿Cuántos no hubiéramos blasfemado…

Aprendiendo a tener paciencia

Paciencia, vaya que si es una palabra corta, pero que encierra gran cantidad de cosas, ¿no es así? Es tan fácil perderla y tan difícil no permitirle a ninguna circunstancia que la perdamos. "Es que no me tienen paciencia" decía Chespirito en su personaje el Chavo del 8. Y cuando hablamos de paciencia algunas personas imaginan a personajes como Gandhi o al Dalai Lama, y los ven como grandes estandartes de ella. Pero, ¿te has preguntado si la puedes cultivar? ¿Será que es exclusiva de seres humanos extraordinarios? ¿Qué puedo hacer para aprender a tener paciencia? ¿Qué nos enseña la Palabra de Dios al respecto? Veamos: "Si vienen aflicciones a nuestras vidas, podemos regocijarnos también en ellas, porque nos enseñan a tener paciencia; y la paciencia engendra en nosotros la fortaleza de carácter y nos ayuda a confiar cada vez más en Dios, hasta que nuestra esperanza y nuestra fe sean fuertes y constantes" (Romanos 5: 3 & 4).   ¿Qué podemos, pues, aprender de este …

Mi oración no tiene respuesta, ¿qué hago?

Una característica de estos tiempos es la inmediatez. Y ha llegado a tal punto, que ya nos acostumbramos a ella y hace parte de nuestra cotidianidad, ¿no es así? Hoy abres tu cuenta de Facebook y ya todas las noticias están ahí, igual si chequeas tu cuenta de tuíter. El café es instantáneo y en el drive thru todo es más rápido, pedir la hamburguesa, el helado, en fin... La inmediatez ha permeado aún en el aspecto espiritual y en las iglesias se están viendo creyentes de "berrinches" que desean que Jehová Dios sea como un cajero automático, es decir que en cuanto pida algo, debo obtenerlo sin mucho esperar, pero las cosas en lo sobrenatural no funcionan de esa manera. Así es que deseamos que Dios responda: de inmediato. Hay creyentes que se habituaron a orar solo para pedir y pedir, olvidando que una razón primordial por la cual Dios creó la oración es para que pudiéramos establecer una comunión constante con Él. Y no me malinterpreten, no hay nada malo en pedir, pero ¿cómo …

Levántate y resplandece

El Señor Jesús siempre nos está llamando a levantarnos (Mateo 9:6, Marcos 5:41, Juan 8:28). Cuando uno se levanta, bien sea en lo físico o en lo espiritual, implica un esfuerzo -en ocasiones sobrehumano-, y es allí donde se conjuga el deseo de Dios y nuestra voluntad; por tanto la persona estará alerta y no podrá dormir, de hecho hay un verso bíblico que habla al respecto y es muy claro: "levántate tú que duermes y te alumbrará Cristo" (Efesios 5:14). En otras palabras, Dios quiere que estemos alertas, y no que permitamos la "flojera espiritual", pues el Señor actúa en aquellos cuyos espíritus se mantienen alerta y expectantes a lo que Él pueda hacer a través de ellos. En Juan 5:1-18 - RVR1960, el Señor Jesús le hace una pregunta a un hombre que había estado treinta y ocho años paralítico y esperando por un milagro que sucediera en su vida. Quizá para algunos fue hasta insólita, pero Él le pregunta ¿quieres ser sano? ¿Acaso el Señor no conoce los deseos de nuestro…

Ser Próspero En Lo Que Hagas

Muchos cuestionan la prosperidad, pero yo me pregunto si ¿está mal pensar que nuestro Padre celestial desea que seamos prósperos? ¿Sabes qué debes hacer para ser prospero? ¿Conoces cuáles son las condiciones para que esto se dé? No creas que va a ser tan fácil y que Dios te lo va a dar todo en bandeja de plata, no. El reino de los cielos lo arrebatan los valientes y los esforzados. Mira lo que dice la Palabra de Dios: "Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas" (1 de Reyes 2: 3 - RVR1960). Bien, hay tres aspectos que podemos aprender de esta porción de la Palabra de Dios. El primer aspecto que debes tener en cuenta para prosperar en todo lo que emprendas es GUARDAR LOS PRECEPTOS DE JEHOVÁ. A muchos se les olvida guardarlos y a veces nos preguntamos por qué no…

Levántate

En la sabiduría popular hay un dicho que tiene una fuerza espiritual tremenda y reza: al caído caerle. Si bien nos damos cuenta de lo que dice, en vez de ayudar al hermano que se cae, lo que es incitarnos a para que no se vuelva a levantar. Este es el pensamiento que el enemigo tiene acerca de nosotros los cristianos y ¿saben por qué? Porque él sabe cuán poderosos somos cada uno de nosotros en Cristo Jesús y porque desea vernos tal cual él está: caído y derrotado. El mundo nos enseña muchas cosas, hoy quise traer una de ellas a colación, pero no para que imitemos las cosas del mundo, sino para que hagamos tal cual hemos aprendido del Señor Jesús. Hoy cuando me disponía a escribir este devocional, pensaba en compartir un mensaje diferente que está en el evangelio de San Juan, pero en búsqueda de una cita, me tropecé con este verso que me ha ayudado a entender que Dios nunca deja de hablarnos. Dios siempre nos habla y sus pensamientos para con nosotros son siempre de bien (Jeremías 29:…

Fe que mueve montañas

En este mundo que se mueve casi que a una velocidad como la de la luz, por no sonar tan exagerado, la gente anda buscando respuesta a sus problemas en sitios equivocados. Algunos le piden al divino niño, otros a la virgen, otros al santo de su devoción y (respeto sus creencias, más no las comparto). Hay quienes recurren a la brujería, en fin, pero unos pocos buscan a Jesús, y con mucha fe, creyendo que Él sí tiene el poder para hacer sus imposibles posibles. La palabra de hoy se encuentra en Marcos 5:21-43 - RVR1960 La hija de Jairo, y la mujer que tocó el manto de Jesús "Pasando otra vez Jesús en una barca a la otra orilla, se reunió alrededor de Él una gran multitud; y Él estaba junto al mar. Y vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró a sus pies, y le rogaba mucho, diciendo: Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá. Fue, pues, con él; y le seguía una gran multitud, y le apretaban. Pero una…

Preparado Para Toda Buena Obra

La Palabra de Dios afirma que Él nos creó para que fuéramos enteramente preparados para toda obra buena (2 de Timoteo 3:17 - RVR1960), es decir que el hombre siempre ha tenido el propósito de hacer buenas obras en la tierra. No obstante, los afanes y la corriente de este mundo nos desvían del propósito por el cual fuimos creados: servir. Es así como el enemigo nos pone vendas y terminamos por hacer lo malo delante de los ojos del Señor, viviendo una vida que nada le agrada. Quiero que por un momento veamos esta ilustración: al cerdo siempre le gusta la suciedad, sin importar el ambiente en el que se encuentre, él siempre va a querer ir al fango a embadurnarse de él. Y lo puedes limpiar una y otra vez, pero su naturaleza le dictará que debe ensuciarse de lodo, ¿cierto? Esta ilustración es un tanto dura, pero muy real porque así también le pasa al hombre. Nos gusta ensuciarnos de pecado, llevar una vida sin santidad. Nuestra naturaleza pecaminosa y la carne quieren prevalecer sobre todo…

Cómo el enemigo retrasa el plan de Dios para el hombre

El enemigo siempre está buscando la manera de evitar y retrasar el plan de Dios en la vida de Sus hijos. Igualmente desea robarte la bendición sin importar lo que deba hacer. Lo digo por mí, yo tuve mi llamado desde 1998 y le creí muchas mentiras al enemigo, lo cual retrasó mi llamado, pero como el tiempo de Dios es perfecto, aquí estoy siriviéndole y haciendo la obra. Hoy deseo mostrarte bíblicamente cómo actúa el enemigo para retrasar el plan que Dios tiene para ti. Vayamos a Nehemías 4:1-3 - (RVR1960), "Cuando oyó Sanbalat que nosotros edificábamos el muro, se enojó y se enfureció en gran manera e hizo escarnio de los judíos. Y habló delante de sus hermanos y del ejército de Samaria, y dijo: ¿qué hacen estos débiles judíos? ¿Se les permitirá volver a sus sacrificios? ¿Acabarán en un día? ¿Resucitarán de los montones del polvo las piedras que fueron quemadas? Y estaba junto a él Tobías amonita, el cual dijo: lo que ellos edifican del muro de piedra, si subiere una zorra lo de…

Vosotros sois la sal de este mundo

Alguna vez te has preguntado ¿por qué la pérdida de valores cada día toma más fuerza? ¿Por qué se han venido tantas cosas contrarias a lo que Dios ha establecido para el hombre en la Biblia, el matrimonio igualitario, prohibición de la oración, adopción por parte de parejas del mismo sexo, entre otros?. Quizá suene duro, pero la iglesia de Dios tiene una gran responsabilidad en todo esto, 2 Corintios 2:11 - RVR1960 dice, "para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; no ignoramos sus maquinaciones". Allí está nuestra responsabilidad, pues ignoramos todo lo que el diablo venía haciendo. Así le cedimos terreno al diablo porque la iglesia a nivel mundial entró en una zona de comfort, se ganaban almas, teníamos la iglesia "full house", cada servicio venía más gente, olvidando lo primordial que nos exhorta a hacer la Palabra: orad unos por otros (Santiago 5:16 - RVR1960). La iglesia de la actualidad ha olvidado la intercesión y ahora que vemos cuánto terreno h…

Llamado para servir

Hay muchas personas que desconocen el propósito de Dios en sus vidas. Cuando Dios nos llama es porque hay un propósito y Él desea empezar Su obra en nosotros. Desafortunadamente, muchos cristianos desconocen su verdadero llamado, solamente asisten a la iglesia domingo a domingo para escuchar el sermón del pastor, pero al salir de la iglesia pierden esa conexión con el Señor y su espíritu se enfría nuevamente. Cuando desconocemos el llamado que hay en nuestras vidas es porque desconocemos el propósito del Padre en nosotros. ¿Sabes qué quiere cristiano? UNO EN CRISTO o también UNGIDO DE DIOS. ¿Sabes cuál fue el propósito de Cristo cuando vino a la tierra? Fue llamado para servir, y asimismo eres llamado para continuar Su legado y servir a otros, ser instrumento de la obra de Dios en la tierra. Mira lo que la Palabra de Dios dice al respecto: "Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo" (Juan 5: 17 - RVR1960). Cuando el Señor Jesús dice estas palabras se refería a servir y cuan…