Ir al contenido principal

Con todo me alegraré

Quizá lo más difícil por lo que atraviesa cualquier creyente, en algún momento de su vida, son las pruebas. En medio de la prueba es cuando Dios mira de dónde proviene nuestra fortaleza y sobre qué se encuentra fundamentada nuestra fe. En medio de esa prueba, casi siempre viene la tristeza, el desánimo y las ganas de querer "tirar lo toalla" y renunciar a todo lo que Dios nos ha entregado para volver atrás, para retroceder. No entiendo por qué la naturaleza del hombre en vez de ayudarnos a querer continuar con la carrera, nos invita siempre a retroceder, pero lo que sí sé es que a través de La Palabra, el mismo Dios también nos da la respuesta para cuando viene la crisis y para que sepamos cómo enfrentarla.
Mira lo que la Palabra nos enseña hoy: "con todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación. Jehová el Señor es mi fortaleza" (Habacuc 3: 18-19).
Hay tres cosas que quisiera rescatar de este pasaje. Primero, debemos entender algo muy puntual y es que dice La Palabra CON TODO ME ALEGRARÉ EN JEHOVÁ. Con todo quiere decir en cualquier circunstancia de la vida, sea bueno o malo. No obstante, cuando somos bendecidos, somos los mejores cristianos del mundo, la felicidad siempre está a flor de piel, y nunca esperamos que llegue la prueba, pero cuando llega, todo cambia. Todo esto sucede porque el cimiento de nuestra fe está en algo más y no exactamente en Dios. En la Biblia encontramos ejemplos a seguir de personajes quienes bajo cualquier situación siempre alabaron a Dios, entre ellos: José, Pablo, Job. Si ellos pudieron lograrlo, tú también lo puedes hacer. Así que si estás atravesando por una prueba difícil y los ánimos van cayendo, te recomiendo que estés atento porque este mensaje es para ti.
Segundo, debemos comprender que MI GOZO ESTÁ EN JEHOVÁ. Tener el gozo en Dios significa tener los ojos puestos en Él y no dejarnos distraer por lo que a nivel natural podamos percibir. Es decir, mis ojos espirituales deben estar puestos en lo sobrenatural, porque estando en lo sobrenatural aprendo a que las circunstancias no me vencerán, pues mi gozo está en Jehová quien igualmente es un Dios sobrenatural. Sé que hay situaciones de la vida que nos roban el gozo, a mí me ha sucedido. En este instante estamos pasando por una prueba difícil, pero recuerdo que no debo dejarme quitar el gozo ni la bendición de nada ni de nadie. No es fácil, pero tampoco imposible, recuerda que si tu fortaleza es Dios, entonces si crees en Él no habrá imposibles, ¿cierto? Que tu gozo no lo determinen las circunstancias, sino la medida de fe que Jehová tu Dios ha depositado en ti.
Tercero, hay que recordar siempre que MI FORTALEZA ES JEHOVÁ. Muchas veces creemos que somos súper hombres, y nos creemos el cuento, que es lo peor, pues llegamos a pensar que con nuestra fuerza podemos vencer, olvidando que nada somos sin Él, que sin Él nuestra carga ya no se hace ligera, sino pesada. Si tu fortaleza viene de jehová, entonces podrás vencerlo todo, inclusive al mismo diablo cuando quiera venir a robarte lo que Dios te ha entregado y sabes ¿por qué? Porque se dará cuenta que no hay por dónde meterse contigo. Que Dios sea tu fortaleza es dejar que Él vaya de primero peleando tus batallas y acabando con todos tus enemigos (Éxodo 14:14), también es darle el lugar que se merece y la honra a la cual es digno. No olvidemos esta enseñanza tan poderosa que Dios nos muestra hoy: debemos estar alegres en todo tiempo, sabiendo que Jehová es nuestra fortaleza. Espero que hoy te hayas equipado para contrarrestar esa situación adversa, de la cual pensaste que era más grande que tu Dios. No olvides: con todo alégrate en tu Dios, nunca dejes de gozarte en Él, es hora de estar alegres en todo tiempo. Comparte, sé de bendición para otros. Feliz y bendecido inicio de semana.
Bajo la guía del Espíritu Santo,
Sergio Meza Padilla

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Un corazón dispuesto

Hay muchas personas que desean servirle al Señor, sin embargo, todo pareciera ser emocional. Mientras van a la iglesia se sienten fuertes, gozosos y al salir de ella, el gozo desaparece, y vuelven a lo mismo de siempre. Es decir, dan un paso hacia adelante y dos hacia atrás sin darse cuenta que están retrasando el plan de Dios para sus vidas. Todo esto sucede porque no han dispuesto sus corazones al Señor. Cuando un corazón está dispuesto para el Señor no hay circunstancia que impida los planes que Dios tiene. Hoy deseo compartir una Palabra poderosa con ustedes, sé que tu vida será tocada tremendamente en este, así que dispón tu corazón y espíritu para recibir.
Mira lo que nos enseña la Palabra:
"Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos" (Esdras 7:10 RVR1960).
Esdras fue un sacerdote con un llamado especial de parte de Dios. Durante el reinado de Ciro, rey de Persia, el pueblo jud…

Esforzaos y cobrad ánimo

El tema del devocional de hoy es el desánimo, pero ¿qué es el desánimo? Según el diccionario de la Real Academia de la lengua, se define como la falta de ánimo. ¿Sabes algo? El desánimo es el arma más valiosa que tiene el enemigo contra cualquier creyente, así que la invitación es para que no seas presa del desánimo. Cuando el cristiano se desanima su fe merma, y por consiguiente le deja de creer a Dios porque una persona que no tiene fe, ni esperanza no puede creer en las cosas que Dios puede hacer en su vida y en la de los demás, dice la Palabra que sin fe es imposible agradar a Dios.
En el libro de Deuteronomio, cuando Moisés está a punto de morir, Dios escoge a Josué para que guíe al pueblo de Israel y llevarlos a la tan anhelada tierra prometida. El Señor le habla a Josué y le dice más de tres veces las mismas palabras: esforzaos y cobrad ánimo. Hoy Dios también te quiere decir lo mismo a ti. 
La Palabra de hoy está en:
Deuteronomio 31: 6
"Esforzaos y cobrad ánimo, no temas, ni…

Solo me importa lo que Dios piense de mí

¿Por qué será que al hombre le interesa tanto lo que los demás piensen de él, pero tiene muy en poco lo que Jehová Dios piense de él?. Es muy raro observar a alguien que no lo haga. Es como si al ser humano le interesara más lo que los demás piensan de él a cada instante. Y eso nos enorgullece, he ahí el error: da cabida al orgullo en el corazón. Y dice la Palabra en Salmos 138:6, "Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos". ¿Eres humilde o altivo?.
Conozcamos el caso de un personaje del cual podremos aprender cosas bien importantes para nuestra vida. ¿Qué dice la Palabra de Dios? Vayamos a 1 Samuel 15:23-24 - RVR1960:
"Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la Palabra de Jehová, Él también te ha desechado para que no seas rey. Entonces Saúl dijo a Samuel: yo he pecado; pues he quebrantado el mandamiento de Jehová y tus palabras, porque temí al pueblo y consentí…