Ir al contenido principal

Dispuesto

La fe nos puede llevar a hacer cosas extraordinarias para obtener un milagro de parte del Señor Jesús. Y la fe es todo lo que necesitamos para que el Hijo del Hombre haga conforme a Su voluntad y nos conceda los deseos de nuestro corazón. No obstante, nos parecemos más al paralítico de Bethesda y esperamos que alguna fuerza externa actúe a nuestro favor sin mover un dedo para recibirlo. Creo que si el hombre fuera más proactivo recibiría más de Dios, en pocas palabras, es necesario hacer algo extraordinario para recibir lo extraordinario que Dios tiene para nosotros. Y en eso extraordinario quiero basarme en este día. Dicen Las Escrituras, que un grupo de amigos hizo algo extraordinario para que un paralítico recibiera un milagro de parte del Señor Jesús. Esta es la historia: "Entonces llegaron unos hombres que llevaban en una camilla a uno que estaba paralítico. Querían llevarlo adentro de la casa y ponerlo delante de Jesús, pero no encontraban por dónde meterlo, porque había mucha gente; así que subieron al techo y, abriendo un hueco entre las tejas, bajaron al enfermo en la camilla, allí en medio de todos, delante de Jesús" (Lucas 5:18-19 DHH).
¿Qué podemos aprender, pues, de esta historia? Número uno, con fe es posible agradar a Dios. Al leer la mayoría de los textos en los que el Señor Jesús efectuó un milagro, el común denominador siempre fue la fe. Santiago 1:6 RVR1960 dice, "pero pida con fe, no dudando nada", lo cual nos enseña una gran verdad: todo aquel que se acerca al Trono de Dios sin fe en busca de algo, no lo obtendrá porque "sin fe es imposible agradar a Dios" (Hebreos 11:6 RVR1960). La historia no lo dice explícitamente, pero la fe que tenían los amigos del paralítico de este texto de Lucas era grande, muy grande y tanto es así que, los llevó a hacer algo extraordinario, abrir un hueco entre las tejas para bajar al enfermo y, ¿sabes por qué lo hicieron? Porque sabían que en Jesús había un poder extraordinario y ellos querían ver lo sobrenatural del Reino de Dios en ese momento, estuvieron dispuestos y lo obtuvieron, tuvieron su recompensa.
Número dos, siendo proactivo obtendré el favor de Dios. Echarse a la pena y al olvido no nos garantiza que recibamos una recompensa de parte de Dios, pero cuando se es proactivo y tenemos una fe que sobrepasa las limitaciones de nuestro entendimiento, podremos ver lo sobrenatural del Reino de Jehová Dios en la tierra. Hay un verso que me impacta demasiado, especialmente cuando hablo de fe: "mas el justo vivirá por fe" (Hebreos 10:38 RVR1960), los hijos de Dios vivimos por fe y para fe. Por lo tanto, nuestra mirada no puede estar fija en la adversidad o en lo imposible que nuestros ojos naturales puedan ver, no. Nuestra mirada debe estar siempre puesta en Él, porque la Palabra me enseña que, "mi socorro viene de Jehová" (Salmos 121:2 RVR1960) si tengo "puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe" (Hebreos 12:2 RVR1960) todo entonces será POSIBLE, porque mi Jesús me dice en Su Palabra que, "al que cree, todo le es posible" (Marcos 9:23 RVR1960). Una característica de los amigos del paralítico de nuestra historia de hoy es que, tenían los ojos puestos en Jesús y estuvieron dispuestos a hacer algo extraordinario para recibir algo extraordinario a cambio. Y tú, ¿a qué estás dispuesto para recibir algo extraordinario en tu vida?  Deseo que esta reflexión haya hablado tremendamente a tu vida, no olvides ser de bendición para otros, comparte este mensaje con otras personas. Dios te bendiga y te guarde.
Bajo la guía del Espíritu Santo,
Sergio Meza Padilla

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Un corazón dispuesto

Hay muchas personas que desean servirle al Señor, sin embargo, todo pareciera ser emocional. Mientras van a la iglesia se sienten fuertes, gozosos y al salir de ella, el gozo desaparece, y vuelven a lo mismo de siempre. Es decir, dan un paso hacia adelante y dos hacia atrás sin darse cuenta que están retrasando el plan de Dios para sus vidas. Todo esto sucede porque no han dispuesto sus corazones al Señor. Cuando un corazón está dispuesto para el Señor no hay circunstancia que impida los planes que Dios tiene. Hoy deseo compartir una Palabra poderosa con ustedes, sé que tu vida será tocada tremendamente en este, así que dispón tu corazón y espíritu para recibir.
Mira lo que nos enseña la Palabra:
"Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos" (Esdras 7:10 RVR1960).
Esdras fue un sacerdote con un llamado especial de parte de Dios. Durante el reinado de Ciro, rey de Persia, el pueblo jud…

Esforzaos y cobrad ánimo

El tema del devocional de hoy es el desánimo, pero ¿qué es el desánimo? Según el diccionario de la Real Academia de la lengua, se define como la falta de ánimo. ¿Sabes algo? El desánimo es el arma más valiosa que tiene el enemigo contra cualquier creyente, así que la invitación es para que no seas presa del desánimo. Cuando el cristiano se desanima su fe merma, y por consiguiente le deja de creer a Dios porque una persona que no tiene fe, ni esperanza no puede creer en las cosas que Dios puede hacer en su vida y en la de los demás, dice la Palabra que sin fe es imposible agradar a Dios.
En el libro de Deuteronomio, cuando Moisés está a punto de morir, Dios escoge a Josué para que guíe al pueblo de Israel y llevarlos a la tan anhelada tierra prometida. El Señor le habla a Josué y le dice más de tres veces las mismas palabras: esforzaos y cobrad ánimo. Hoy Dios también te quiere decir lo mismo a ti. 
La Palabra de hoy está en:
Deuteronomio 31: 6
"Esforzaos y cobrad ánimo, no temas, ni…

Y te alcanzarán las bendiciones

A los seres humanos nos encantan las recetas, y no precisamente las de cocina, aunque para algunos sí. Cuando me refiero a recetas, me refiero a esa "fórmula mágica" para alcanzar algo. Por ejemplo: Hay personas que me preguntan cuál es el secreto para aprender rápido una segunda lengua, yo les contesto que toma tiempo, no es tan fácil como parece. Pero en el plano espiritual me han preguntado cuál es el secreto para una unción de poder, y les digo la obediencia y la oración. Es decir, sí hay fórmulas, pero no mágicas, que te ayudarán a conseguir tus objetivos. Alguna vez te haz preguntado ¿qué debo hacer para que vengan sobre mi vida todas las bendiciones que Jehová Dios decretó para mí?. Te haz preguntado ¿sí existe una receta o fórmula para alcanzarlas? ¿Si es cierto que las bendiciones de Jehová Dios me perseguirán?. Ante estas preguntas, veamos lo que la Palabra de Dios dice: "Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por …