Ir al contenido principal

El pecado oculto

Hace ya un tiempo atrás, nuestros pastores impartían una palabra tremenda al pueblo de Dios, y el tema fue el pecado oculto. Ellos hablaban acerca del daño que hay para la iglesia y, en general, para el pueblo cuando estamos haciendo algo "a escondidas" creyendo que nadie nos ve y que tampoco afectará. Hoy el Señor te exhorta para que dejes de hacer aquello que piensas que en secreto nadie ve, pero que afecta a tu congregación, a tus discípulos, tu diario andar y, más importante aún, tu comunión con Dios.

La Palabra de hoy se encuentra en:
Salmos 28: 13 - 14

El que encubre sus pecados no prosperará, mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia. Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios.


Hay Cristianos en las congregaciones que mantienen una vida pecaminosa en secreto, piensan que nadie los ve, satisfacen sus placeres carnales y como todavía hay unción en ellos, y aún pueden usar los dones que Dios les ha dado, piensan que todo está bien y continúan pecando en secreto, así le sucedió a Sansón. Debemos tener en cuenta algo, Dios no aborrece al pecador, pero sí el pecado. No podemos servir a dos señores, si amamos lo que Dios ama, entonces igualmente aborreceremos lo que Él aborrece. Es tiempo de humillarte y aceptar que con tus fuerzas nunca lograrás vencer aquello que te ata, debes arrepentirte y pedirle ayuda a Dios para que sea Él quien te libere de toda atadura pecaminosa que hay en tu vida.

Mientras vivía en USA, conocí el caso del pastor Ted Haggard de la Iglesia New Life Church en Colorado, quien tenía un gran ministerio en sus manos, pero desafortunadamente consumía metanfetaminas y mantenía relaciones homosexuales en secreto y todo ello salió a la luz pública, razón por la que su ministerio se vino abajo completamente. Quizá el pastor Ted tuvo la oportunidad de arrepentirse a tiempo y no ser reprendido como le pasó. No alcanzó la misericordia de Dios porque encubrió su pecado por mucho tiempo, pensó que en secreto nadie lo veía y que por tener el poder y la unción podía seguir viviendo una doble vida. Estaba totalmente equivocado, no podemos abusar de la bondad, ni de la misericordia de Dios en nuestras vidas.


Hoy Dios te dice que te detengas. Debes parar con ese pecado oculto que debilita tu comunión con Él, no esperes a que sea demasiado tarde para ti, pues no hay nada oculto que no haya de ser manifiesto, ni secreto que no haya de ser conocido (Lucas 8: 17). Humíllate y arrepientete de lo que haces en lo oculto y no sigas perjudicando al pueblo de Dios con tus actitudes. Deja de ministrar si vives una doble vida. El caso del pastor Ted Haggard es uno de los muchos casos de siervos de Dios que mantuvieron por mucho tiempo una vida pecaminosa en secreto, pero su testimonio también nos enseña y que si a ellos les pasó, también a ti te puede pasar lo mismo, por ello te digo hoy que es tiempo de detenerse.


Dios te está dando una oportunidad para que le rindas esa lucha que tienes con el alcohool, las drogas, la pornografía, el adulterio, la fornicación, la mentira, las relaciones homsexuales, la idolatría, porque con tus propias fuerzas queda demostrado que nunca pudiste y tampoco podrás. Humíllate y dile que no puedes para que así puedas alcanzar Su Misericordia y así tu vida secreta no se hará pública, para que todo quede sólo entre Él y tú. Debes arrepentirte y nunca más volverlo a hacer, de lo contrario sufrirás las consecuencias de tus propios actos, deja que Dios tome el control de tu vida, vive una vida agradable para Dios, porque la paga del pecado es muerte (Romanos 6: 23).

La Palabra de hoy finaliza con un verso muy hermoso: bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios. El adjetivo bienaventurado significa afortunado, feliz, que goza de Dios en el cielo. Es así que este verso no hace excepciones de tiempo, dice SIEMPRE, no es el caso de hoy sí temo a Dios, pero mañana no. No, no es así. Si temes a Dios, entonces sabes que solamente puedes vivir una vida agradable exclusivamente para Él y nadie más. Pon todo en las manos del Señor y Él hará conforme a Su Voluntad. Aún puedes alcanzar la misericordia de Dios en tu vida, aún tienes tiempo porque Dios nunca ha dejado de amarte.


Bajo la guía del Espíritu Santo,

Sergio Meza Padilla

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Esforzaos y cobrad ánimo

El tema del devocional de hoy es el desánimo, pero ¿qué es el desánimo? Según el diccionario de la Real Academia de la lengua, se define como la falta de ánimo. ¿Sabes algo? El desánimo es el arma más valiosa que tiene el enemigo contra cualquier creyente, así que la invitación es para que no seas presa del desánimo. Cuando el cristiano se desanima su fe merma, y por consiguiente le deja de creer a Dios porque una persona que no tiene fe, ni esperanza no puede creer en las cosas que Dios puede hacer en su vida y en la de los demás, dice la Palabra que sin fe es imposible agradar a Dios.
En el libro de Deuteronomio, cuando Moisés está a punto de morir, Dios escoge a Josué para que guíe al pueblo de Israel y llevarlos a la tan anhelada tierra prometida. El Señor le habla a Josué y le dice más de tres veces las mismas palabras: esforzaos y cobrad ánimo. Hoy Dios también te quiere decir lo mismo a ti. 
La Palabra de hoy está en:
Deuteronomio 31: 6
"Esforzaos y cobrad ánimo, no temas, ni…

¿En quién confías en medio de la prueba?

La prueba es, quizá, la manera más dura que Dios utiliza para determinar de qué estamos hechos, dicho en otras palabras si somos débiles o fuertes, espiritualmente hablando. En medio de ellas y a través de ellas muchas cosas son las que quedan en evidencia. Probablemente nos gusta ir al culto, orar y servirle al Señor, pero la verdad es que todos desearíamos tener un evangelio fácil. No queremos pasar por las pruebas, queremos que todo sea color de rosa. Sin embrago, la prueba es necesaria, pues es la forma en la que Dios podrá moldear nuestro carácter. Además, en medio de la prueba Dios tratará algo contigo y te preparará para ser promovido a otro estado espiritual de mayor exigencia. Una de las pruebas que más me llama la atención fue aquella por la que tuvo que atravesar Daniel en el foso de los leones. ¿Cuántos de nosotros no hubiéramos "tirado la toalla" al ser arrojados a ese foso? ¿Cuántos no hubiéramos perdido la esperanza de golpe? ¿Cuántos no hubiéramos blasfemado…

Ocasiones de caer

Cuando medito, me pregunto, ¿por qué caen los cristianos? ¿A qué se debe la caída? ¿Por qué una persona que está firme cae?. Y es que últimamente, he visto cómo personas allegadas a mí han caído víctimas de las acechanzas del enemigo y es cuando más recapacito en aquel pasaje que dice "para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones" (2 Corintios 2:11 - RVR1960). Quizá una razón, en este sinnúmero de posibles razones, es que al caer se ignora que el diablo desea verte caído y destruido, desea verte en el mismo fango de donde un día te sacó Jehová Dios. Sin importar la razón, el creyente siempre debe siempre recordar lo que nos enseña la Palabra de Dios, esa advertencia de Juan 10:10, "el ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir". Y en ese mismo orden de ideas es que empieza su trabajo. Inicialmente, el enemigo te roba la Palabra que ha sido sembrada en tu corazón y junto con ella la fe. Y el segundo paso es es…