Ir al contenido principal

Píldora espiritual para hoy sábado

Apártate de aquel que vive desordenadamente

En estos días hablaba con alguien que está atravesando una prueba tremenda. Esta persona tiene una debilidad con la bebida. Desea de corazón servir a Dios, pero aún no toma la firme decisión de seguir a Jesús, creo yo que todavía existen ciertos temores en su interior. Esta persona me preguntaba qué podía hacer para evitar las tentaciones. Yo le dije que lo mejor era apartarse de esas amistades con las que el salía, pues como nos enseña la Biblia en "debemos huir de las pasiones juveniles" (2 Timoteo 2: 22), y yo le aconsejé que era mejor huir ante la tentación y no quedarse para ver qué sucederá.
El Señor Jesús dice "imposible es que no vengan tropiezos" (Mateo 18:7), pero no debemos "darle papaya" al enemigo para que entre a nuestras vidas, pues "él anda como león rugiente, buscando a quien devorar" (1 Pedro 5:8), entonces métete en oración constantemente con el Señor para que siempre te proteja y te respalde.

Pero, ¿qué dice Biblias al respecto de este tema?
"Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la enseñanza que recibisteis de nosotros. Porque vosotros mismos sabéis de qué manera debéis imitarnos, pues nosotros no anduvimos desordenadamente entre vosotros" (2 Tesalonicenses 3: 6-7).

La Palabra es clara y nos exhorta a apartarnos de todo aquel que viva desordenadamente, pues de lo que se trata es de vivir una vida sin manchas, sin pecado, guardando un buen testimonio. Aprendemos de nuestros hermanos en la fe cómo debemos andar, Cristo también nos dejó un gran legado que nos dice de qué manera debemos andar y no es desordenadamente, ¿verdad? Entonces, apártate de aquel que es amigo del mundo y de las borracheras, del desenfreno sexual, la pornografía, la vulgaridad y los chismes, las drogas, en fin de todo aquello que tú sabes que ante los ojos de Dios no está bien. Si andas con ellos lo que haces es abrir puertas y eso es lo que el devorador necesita para verte caer.
Basta ya de unirse en yugo desigual, busca de amistades que edifiquen tu vida espiritual y no que te alejen de la presencia de Dios, ya que como dice Daniel Calveti en su libro La Generación De la Última Hora, "lo que te aparta de Dios no es de Dios.

En tu vida hay cosas que probablemente han frenado el plan y el propósito que Dios tiene para ti. Es hora de identificar a aquellas amistades que viven desordenadamente y apartarse de ellas, dejarlas todas y seguir a Cristo (Lucas 5:11). Es el momento de discernir aquello que te aleja lentamente de la presencia de Dios, no te quedas sin actuar, dándole cabida al devorador para caer. No olvides las buenas conductas que has visto de tus hermanos en la fe e imítalos porque ellos no andan desordenadamente.
Es tiempo de agradar a Dios para dejar de agradar al hombre. Yo elegí hace mucho tiempo agradar a mi Dios, tú también lo puedes hacer. Dios te bendiga poderosamente, feliz fin de semana.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Esforzaos y cobrad ánimo

El tema del devocional de hoy es el desánimo, pero ¿qué es el desánimo? Según el diccionario de la Real Academia de la lengua, se define como la falta de ánimo. ¿Sabes algo? El desánimo es el arma más valiosa que tiene el enemigo contra cualquier creyente, así que la invitación es para que no seas presa del desánimo. Cuando el cristiano se desanima su fe merma, y por consiguiente le deja de creer a Dios porque una persona que no tiene fe, ni esperanza no puede creer en las cosas que Dios puede hacer en su vida y en la de los demás, dice la Palabra que sin fe es imposible agradar a Dios.
En el libro de Deuteronomio, cuando Moisés está a punto de morir, Dios escoge a Josué para que guíe al pueblo de Israel y llevarlos a la tan anhelada tierra prometida. El Señor le habla a Josué y le dice más de tres veces las mismas palabras: esforzaos y cobrad ánimo. Hoy Dios también te quiere decir lo mismo a ti. 
La Palabra de hoy está en:
Deuteronomio 31: 6
"Esforzaos y cobrad ánimo, no temas, ni…

Solo me importa lo que Dios piense de mí

¿Por qué será que al hombre le interesa tanto lo que los demás piensen de él, pero tiene muy en poco lo que Jehová Dios piense de él?. Es muy raro observar a alguien que no lo haga. Es como si al ser humano le interesara más lo que los demás piensan de él a cada instante. Y eso nos enorgullece, he ahí el error: da cabida al orgullo en el corazón. Y dice la Palabra en Salmos 138:6, "Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos". ¿Eres humilde o altivo?.
Conozcamos el caso de un personaje del cual podremos aprender cosas bien importantes para nuestra vida. ¿Qué dice la Palabra de Dios? Vayamos a 1 Samuel 15:23-24 - RVR1960:
"Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la Palabra de Jehová, Él también te ha desechado para que no seas rey. Entonces Saúl dijo a Samuel: yo he pecado; pues he quebrantado el mandamiento de Jehová y tus palabras, porque temí al pueblo y consentí…

Y te alcanzarán las bendiciones

A los seres humanos nos encantan las recetas, y no precisamente las de cocina, aunque para algunos sí. Cuando me refiero a recetas, me refiero a esa "fórmula mágica" para alcanzar algo. Por ejemplo: Hay personas que me preguntan cuál es el secreto para aprender rápido una segunda lengua, yo les contesto que toma tiempo, no es tan fácil como parece. Pero en el plano espiritual me han preguntado cuál es el secreto para una unción de poder, y les digo la obediencia y la oración. Es decir, sí hay fórmulas, pero no mágicas, que te ayudarán a conseguir tus objetivos. Alguna vez te haz preguntado ¿qué debo hacer para que vengan sobre mi vida todas las bendiciones que Jehová Dios decretó para mí?. Te haz preguntado ¿sí existe una receta o fórmula para alcanzarlas? ¿Si es cierto que las bendiciones de Jehová Dios me perseguirán?. Ante estas preguntas, veamos lo que la Palabra de Dios dice: "Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por …