Ir al contenido principal

Píldora espiritual para hoy martes

"Pero el rey Salomón amó, además de la hija de Faraón, a muchas mujeres extranjeras; a las de Moab, a las de Amón, a las de Edom, a las de Sidón, y a las heteas; gente de las cuales Jehová había dicho a los hijos de Israel: no os llegaréis a ella, ni ellas se llegarán a vosotros; porque ciertamente harán inclinar vuestros corazones tras sus dioses. A estas, pues, se juntó Salomón con su amor" (1 Reyes 11:1-2).
De los reyes más tremendos que tuvo el pueblo de Israel fueron David y, su hijo, Salomón. Ambos hicieron grandes hazañas. Por su parte, David derrotó a grandes enemigos del pueblo de Israel y trajo la tan anhelada paz. Además, bajo su reinado el pueblo estuvo unido. Su hijo Salomón continuó con ese legado y también hubo unión y paz en el pueblo de Israel. Pero Salomón tuvo más sabiduría y fue tanta que gente de todas partes venía para comprobarlo (1 Reyes 10:1-13). Asimismo, tuvo muchas riquezas (1 Reyes 10:14-29); en pocas palabras, fue un rey que lo tuvo todo. Fue tremendamente bendecido por Dios mientras caminó en obediencia y su corazón guardó la ley.
Pero, ¿por qué hacia el final su reinado entró en decadencia? La respuesta está Eclesiastés 1:1, TODO ES VANIDAD. ¿Será que haber tenido tanto nubló el pensamiento del rey Salomón? Lo más probable es que sí. Salomón pasó de ser un rey que ofrecía holocaustos a Jehová tres veces al día (1 Reyes 9:25), a ir tras dioses ajenos a causa de sus mujeres, siguiendo a Astoret, diosa de los sidonios y a Milcom, ídolo de los amonitas (1 Reyes 11:5). Pero entonces me pregunto ¿dónde quedó la honra a Jehová después de tantas cosas?...
El principio de la caída del rey Salomón fue su desobediencia. En el instante en el que decide tener mujeres de otras naciones, naciones a las cuales Dios le había dicho que no se juntaran con ellas, allí empieza el principio de su final (Deuteronomio 7:3-4). Cuando hacemos cosas contrarias a las que Jehová Dios ordena, abrimos puertas que debían permanecer cerradas por una razón y le permitimos la entrada a otras que debieron haber permanecido enterradas, sepultadas con el viejo hombre. Así como la obediencia trae muchas bendiciones a la vida del creyente, asimismo la desobediencia desata una serie de maldiciones (Deuteronomio 28:15-20).
Muy probable es que la vanidad de haberlo tenido todo, entre otras cosas, condujo a la desobediencia del rey Salomón y al principio de su final, un final por cierto bastante triste. ¿En qué estás siendo tú desobediente? ¿Qué puertas has abierto que te pueden apartar de Jehová Dios? ¿A qué ídolos le has permitido la entrada a tu vida?. El testimonio del rey Salomón está allí para que aprendamos a no cometer los errores que él cometió.
Hay un verso en la Palabra que me gusta mucho y que, para mí, resume toda la ley, EL PRINCIPIO DE LA SABIDURÍA ES EL TEMOR DE JEHOVÁ (Proverbios 1:7), ¿Por qué? Porque cuando hay temor de Jehová no hay cabida a la desobediencia, sólo hay cabida a la obediencia.
Dios te bendiga tremendamente. LIKE si te ha gustado este mensaje; SHARE para compartir con otros, no olvides ser de bendición para otras personas.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Esforzaos y cobrad ánimo

El tema del devocional de hoy es el desánimo, pero ¿qué es el desánimo? Según el diccionario de la Real Academia de la lengua, se define como la falta de ánimo. ¿Sabes algo? El desánimo es el arma más valiosa que tiene el enemigo contra cualquier creyente, así que la invitación es para que no seas presa del desánimo. Cuando el cristiano se desanima su fe merma, y por consiguiente le deja de creer a Dios porque una persona que no tiene fe, ni esperanza no puede creer en las cosas que Dios puede hacer en su vida y en la de los demás, dice la Palabra que sin fe es imposible agradar a Dios.
En el libro de Deuteronomio, cuando Moisés está a punto de morir, Dios escoge a Josué para que guíe al pueblo de Israel y llevarlos a la tan anhelada tierra prometida. El Señor le habla a Josué y le dice más de tres veces las mismas palabras: esforzaos y cobrad ánimo. Hoy Dios también te quiere decir lo mismo a ti. 
La Palabra de hoy está en:
Deuteronomio 31: 6
"Esforzaos y cobrad ánimo, no temas, ni…

¿Continuarás siendo fiel?

¿Sabías que los seres humanos somos muy particulares? Mientras estamos bien nos olvidamos que existe un Padre de bendición, y recurrimos a Él solo cuando las cosas van mal, Mas cuando todo, "aparentemente", vuelve a estar bien, nos a apartamos para seguir viviendo desordenadamente y haciendo lo malo, es decir vivir una vida desagradable delante los ojos de Dios. Aún así, Dios es fiel y misericordioso, pues independientemente de cómo te portes, Su gracia nos permite seguir disfrutando de las bendiciones. ¿Será que nosotros también podemos ser fieles en las malas, así como en las buenas?. Mira lo que la Palabra nos enseña hoy:  "En mi angustia invoqué a Jehová, y clamé a mi Dios; Él oyó mi voz desde su templo, y mi clamor llegó a sus oídos (2 de Samuel 22:7 RVR1960). Esta es una promesa para ti en este día, Jehová Dios nos escucha siempre, nuestros clamores no son en vano. Esta porción de laBiblia nos enseña que, tenemos la seguridad que Dios escucha. Aquí la diferencia e…

Lo que te hace falta

¿Cuál es la primera reacción del ser humano al notar que algo le falta y no tiene los medios para suplir sus necesidades? DESESPERACIÓN. Y estando bajo este estado emocional es imposible razonar o pensar lógicamente. La verdad es que, cuando nos desesperamos olvidamos que tenemos un Dios Todopoderoso para el que nada es imposible (Lucas 1:47 RVR1960). Es muy fácil que, mientras atravesamos por momentos de escasez, pensar que la solución a nuestros problemas la encontramos en el plano natural, por lo que acudimos al amigo, al hermano, y no es que esté mal, no, pero ¿por qué no acudir a tu Padre celestial? De seguro hallarás una mejor respuesta de Su parte. Mira lo que la Palabra de Dios nos enseña cuando pasemos por momentos de escasez y no veamos respuesta para suplir nuestras necesidades: "Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús" (Filipenses 4:19 RVR1960). Tu confianza no la puedes depositar en lo natural, en aquello que…