Ir al contenido principal

Hijos de la luz

La Palabra del día de hoy se encuentra en:
Génesis 1: 2-4
2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu Santo de Dios se movía sobre la faz de las aguas. 3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue hecha la luz. 4 Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas.


Quizá ya habías pasado por este texto muchas veces, ¿no es así? Sin embargo, en esta mañana Dios quiere decirte algo diferente. Hay tres puntos claves en este devocional que deseo compartir contigo:


1. El primer punto es que nuestra vida antes de Jesús está vacía y en desorden.  El verso empieza hablando de la tierra y dice: Y la tierra estaba desordenada y vacía, bien esa tierra de la cual habla el verso somos tú y yo. Con el evangelio, Jesús desea plantar una semilla en nuestros corazones, por eso la parábola del sembrador (Mateo 13: 1-9) y esa semilla es justamente la Palabra de vida. Antes que el Señor Jesús more en ti, tu vida estará en un estado de desorden, vivimos una vida en pecado, ya que hacemos lo que no agrada a Dios. Como estamos en este mundo, nos dejamos llevar por la corriente que opera en él. Cuando aceptamos el sacrificio que hizo el Señor Jesús en la cruz por nosotros es cuando todo empieza a cambiar, es cuando la luz, que es vida, empieza a alumbrarnos y a poner todo en orden. Es por eso que somos como obras para Dios, pues Su deseo es perfeccionarnos en todas las áreas de nuestras vidas. En Lucas 1:79 la Biblia dice "para dar luz a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte, para encaminar nuestros pies por caminos de paz."  El propósito de Dios es darte vida y sacarte de las tinieblas para encaminar tus pasos por senderos de paz.

2. El segundo punto es que debemos entender que la luz es buena, así como dice la Palabra: Y vio Dios que la luz era buena, ¿y cómo no va a ser buena si Dios la creó y Él es bueno y en Él no hay maldad ni tinieblas? La luz en este caso representa dos cosas: uno, a Dios y, dos, a la vida que en Él hay, mientras que las tinieblas de la cual habla la Palabra representan muerte. Podemos decir entonces que el plan de Dios es que el hombre sea enteramente preparado para TODA BUENA OBRA (2 Timoteo 3:17). Si la luz de vida habita en nosotros, entonces nuestros frutos deben ser buenos frutos. Si somos cristianos y caminamos como lo hizo el Señor Jesús en su tiempo y, como nos enseña la Biblia, entonces debemos hacer buenas obras en todo tiempo. Si te das cuenta, el hombre fue creado desde un principio para hacer buenas obras, pero las tinieblas hacen que el hombre viva una vida en pecado, porque el enemigo vino a destruir toda buena obra que Dios quiera empezar a hacer contigo, como él ya está condenado no quiere irse solo y es por eso que quiere llevarse a muchos con él, ¿quieres ser tú parte de esas almas? No lo creo.

3.  El último punto es muy determinante y es que la luz es separada de las tinieblas. La última parte del versículo dice Y separó Dios la luz de las tinieblas, ¿pero por qué? Porque vio Dios que la luz era buena. Dios quiere separarnos de las tinieblas y darnos luz, es decir vida, quiere que tú seas de Su exclusiva posesión, pero para ello debemos guardar Sus mandamientos (Deuteronomio 26: 18). Vivir una vida agradeble a Dios implica obedecer y vivir una vida tal cual nos enseña Él a través de Su Palabra. Fíjate que Dios quiere separar la luz de las tinieblas, ¿no es así? y Mateo 5: 14-16 lo reafirma y tiene por título la luz del mundo. El versículo 16 me llama mucho la atención y dice: Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. Cuando la luz es separada de las tinieblas no puede esconderse, por el contrario su objetivo es alumbrar a todos. Cuando tienes la luz en ti debes empezar a dar testimonio de las cosas que Dios hace en tu vida, recuerda que antes de Él tu vida era un caos y estaba vacía. Con el testimonio de las cosas nuevas que Dios ha hecho y sigue haciendo en tu vida, muchos vendrán a Sus pies para ser glorificado. Si siendo luz, ¿vas a esconderte? ¿No dejarás que los demás vean lo que Dios ha hecho en ti?

Hoy debes tomar una importante decisión y es separarte de las tinieblas para que Dios continue alumbrándote y tu vida sea puesta en orden. Recuerda que, Dios quiere perfeccionar lo que está haciendo en ti porque desea que estés preparado para toda buena obra, para que también seas puesto como lumbrera antes los hombres porque tú y yo somos hijos de la luz.

Bajo la guía del Espíritu Santo,

Sergio Meza Padilla

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Un corazón dispuesto

Hay muchas personas que desean servirle al Señor, sin embargo, todo pareciera ser emocional. Mientras van a la iglesia se sienten fuertes, gozosos y al salir de ella, el gozo desaparece, y vuelven a lo mismo de siempre. Es decir, dan un paso hacia adelante y dos hacia atrás sin darse cuenta que están retrasando el plan de Dios para sus vidas. Todo esto sucede porque no han dispuesto sus corazones al Señor. Cuando un corazón está dispuesto para el Señor no hay circunstancia que impida los planes que Dios tiene. Hoy deseo compartir una Palabra poderosa con ustedes, sé que tu vida será tocada tremendamente en este, así que dispón tu corazón y espíritu para recibir.
Mira lo que nos enseña la Palabra:
"Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová y para cumplirla y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos" (Esdras 7:10 RVR1960).
Esdras fue un sacerdote con un llamado especial de parte de Dios. Durante el reinado de Ciro, rey de Persia, el pueblo jud…

Esforzaos y cobrad ánimo

El tema del devocional de hoy es el desánimo, pero ¿qué es el desánimo? Según el diccionario de la Real Academia de la lengua, se define como la falta de ánimo. ¿Sabes algo? El desánimo es el arma más valiosa que tiene el enemigo contra cualquier creyente, así que la invitación es para que no seas presa del desánimo. Cuando el cristiano se desanima su fe merma, y por consiguiente le deja de creer a Dios porque una persona que no tiene fe, ni esperanza no puede creer en las cosas que Dios puede hacer en su vida y en la de los demás, dice la Palabra que sin fe es imposible agradar a Dios.
En el libro de Deuteronomio, cuando Moisés está a punto de morir, Dios escoge a Josué para que guíe al pueblo de Israel y llevarlos a la tan anhelada tierra prometida. El Señor le habla a Josué y le dice más de tres veces las mismas palabras: esforzaos y cobrad ánimo. Hoy Dios también te quiere decir lo mismo a ti. 
La Palabra de hoy está en:
Deuteronomio 31: 6
"Esforzaos y cobrad ánimo, no temas, ni…

Solo me importa lo que Dios piense de mí

¿Por qué será que al hombre le interesa tanto lo que los demás piensen de él, pero tiene muy en poco lo que Jehová Dios piense de él?. Es muy raro observar a alguien que no lo haga. Es como si al ser humano le interesara más lo que los demás piensan de él a cada instante. Y eso nos enorgullece, he ahí el error: da cabida al orgullo en el corazón. Y dice la Palabra en Salmos 138:6, "Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos". ¿Eres humilde o altivo?.
Conozcamos el caso de un personaje del cual podremos aprender cosas bien importantes para nuestra vida. ¿Qué dice la Palabra de Dios? Vayamos a 1 Samuel 15:23-24 - RVR1960:
"Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la Palabra de Jehová, Él también te ha desechado para que no seas rey. Entonces Saúl dijo a Samuel: yo he pecado; pues he quebrantado el mandamiento de Jehová y tus palabras, porque temí al pueblo y consentí…