Ir al contenido principal

Una píldora espiritual para hoy domingo

¿Amas más las tinieblas que la luz?

El tema de hoy será de mucha reflexión para todos, cristianos y no cristianos por igual. Es acerca de la siguiente pregunta: ¿cómo sé si hago las cosas que solamente agradan al Señor? Lo más probable es que te hallas hecho esa pregunta antes, sin embargo, no has encontrado una respuesta que llene tu alma ni tu espíritu, ¿cierto? Espero que al final de este devocional puedas encontrar una respuesta y despejar esta duda. Tengo la fe y la convicción que el Señor a través de su Espíritu Santo hablará a tu vida y esta pequeña enseñanza será de gran bendición para tu vida.
Veamos qué dice la Palabra en Juan 3: 20-21/RVR1960:
"Porque todo aquel que practica lo malo aborrece la luz, y no viene a la luz, para que sus obras no sean censuradas. Pero el que hace la verdad viene a la luz para que sus obras sean manifiestas, que son hechas en Dios".
Estos dos versos encierran una gran verdad. Aquí se sabe si las cosas que hacemos le agradan al Señor. Una característica principal de la gente malvada es que ama la oscuridad, o sea sienten placer en el pecado y en la inmoralidad. La Palabra nos enseña que ellos no quieren ser censurados, por ende, se alejan de la luz, porque le temen a la verdad, al juicio y a la ira de Dios, pero cierto es que ya han sido condenadas de antemano si no hay un arrepentimiento genuino..
De las cosas más difíciles que enfrenta un cristiano en su andar es morir a su viejo hombre. Y hay costumbres que cuestan mucho trabajo dejar atrás, pero cuando dejamos todo en las manos del Señor, las cosas resultan más sencillas, menos complicadas, pues para Dios no hay imposibles (Isaías 65:24). Sólo hay que confiar que Él hará y así será. En La Palabra en los libros de Romanos y de Gálatas podemos encontrar un listado de las cosas que le agradan a Jehová, aquí te puedo enumerar algunas: amarle por sobre todas las cosas, hacer el bien, vencer al mal con el bien, honrar a padre y madre, guardar sus mandamientos, etc... Y en Gálatas 5:10 encontrarán un listado de los deseos de la carne, es decir las cosas que el malvado ama y que no agradan a Dios.
Por el contrario, cuando volvemos a nacer en Cristo Jesús, hacemos las cosas que le agradan al Padre, esas que anteriormente mencioné. Probablemente, para muchos sea imposible que alguien vuelva a nacer de nuevo, pero La Palabra no se refiere a volver al vientre de nuestra madre, sino a que hay que morir al viejo hombre. 2 de Corintios 5:17 dice que, cuando estamos en Cristo somos nuevas criaturas y todas las cosas son hechas nuevas. Ese es el nuevo nacimiento al que me refiero. Cuando se vuelve a nacer, amamos la justicia y repudiamos la maldad, y las cosas injustas del mundo. No nos complacemos en la conducta pecaminosa que se manifiesta frente a nosotros.
¿Amas más las tinieblas que la luz? ¿A quién estás alimentando más? ¿Al espíritu o a la carne? La respuesta a esa pregunta sólo la tienes tú, pero recuerda que Dios es el único que puede ver qué hay en tu corazón; por lo tanto, sólo Él podrá juzgarte por tus obras. Ya hoy has aprendido a conocer cuáles son las cosas que le agradan al Señor y las que no. Ya has hallado la respuesta a la pregunta ¿cómo sé yo si hago las cosas que le agradan al Señor? Es hora de reflexionar y parar de hacer aquellas cosas que te alejan de Dios. Daniel Calveti en su libro La Generación de la Undécima Hora dice que lo que te aparta de Dios no es de Dios.
Dios te bendiga sobreabundantemente. Feliz domingo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Esforzaos y cobrad ánimo

El tema del devocional de hoy es el desánimo, pero ¿qué es el desánimo? Según el diccionario de la Real Academia de la lengua, se define como la falta de ánimo. ¿Sabes algo? El desánimo es el arma más valiosa que tiene el enemigo contra cualquier creyente, así que la invitación es para que no seas presa del desánimo. Cuando el cristiano se desanima su fe merma, y por consiguiente le deja de creer a Dios porque una persona que no tiene fe, ni esperanza no puede creer en las cosas que Dios puede hacer en su vida y en la de los demás, dice la Palabra que sin fe es imposible agradar a Dios.
En el libro de Deuteronomio, cuando Moisés está a punto de morir, Dios escoge a Josué para que guíe al pueblo de Israel y llevarlos a la tan anhelada tierra prometida. El Señor le habla a Josué y le dice más de tres veces las mismas palabras: esforzaos y cobrad ánimo. Hoy Dios también te quiere decir lo mismo a ti. 
La Palabra de hoy está en:
Deuteronomio 31: 6
"Esforzaos y cobrad ánimo, no temas, ni…

¿Continuarás siendo fiel?

¿Sabías que los seres humanos somos muy particulares? Mientras estamos bien nos olvidamos que existe un Padre de bendición, y recurrimos a Él solo cuando las cosas van mal, Mas cuando todo, "aparentemente", vuelve a estar bien, nos a apartamos para seguir viviendo desordenadamente y haciendo lo malo, es decir vivir una vida desagradable delante los ojos de Dios. Aún así, Dios es fiel y misericordioso, pues independientemente de cómo te portes, Su gracia nos permite seguir disfrutando de las bendiciones. ¿Será que nosotros también podemos ser fieles en las malas, así como en las buenas?. Mira lo que la Palabra nos enseña hoy:  "En mi angustia invoqué a Jehová, y clamé a mi Dios; Él oyó mi voz desde su templo, y mi clamor llegó a sus oídos (2 de Samuel 22:7 RVR1960). Esta es una promesa para ti en este día, Jehová Dios nos escucha siempre, nuestros clamores no son en vano. Esta porción de laBiblia nos enseña que, tenemos la seguridad que Dios escucha. Aquí la diferencia e…

Lo que te hace falta

¿Cuál es la primera reacción del ser humano al notar que algo le falta y no tiene los medios para suplir sus necesidades? DESESPERACIÓN. Y estando bajo este estado emocional es imposible razonar o pensar lógicamente. La verdad es que, cuando nos desesperamos olvidamos que tenemos un Dios Todopoderoso para el que nada es imposible (Lucas 1:47 RVR1960). Es muy fácil que, mientras atravesamos por momentos de escasez, pensar que la solución a nuestros problemas la encontramos en el plano natural, por lo que acudimos al amigo, al hermano, y no es que esté mal, no, pero ¿por qué no acudir a tu Padre celestial? De seguro hallarás una mejor respuesta de Su parte. Mira lo que la Palabra de Dios nos enseña cuando pasemos por momentos de escasez y no veamos respuesta para suplir nuestras necesidades: "Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús" (Filipenses 4:19 RVR1960). Tu confianza no la puedes depositar en lo natural, en aquello que…